Mantienen innovadores estabilidad productiva en industria láctea de Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur, 21 ene.- La consagración al trabajo honra las cotidianas jornadas de Diosmari Alcalá Matamoros y Gilberto  Azcuy del Risco, operadores de refrigeración y caldera, respectivamente de la industria láctea de la localidad. Estos hombres con sus continuas innovaciones ayudan a mantener la estabilidad productiva de la entidad.

“Estaban en uso dos motores altos consumidores de corriente eléctrica, pero teniendo en cuenta la situación que tiene Cuba con el petróleo a causa del férreo bloqueo, solicitamos a la dirección del centro sustituir esos motores de 57 y 37 kilowatts (KW)  por otros de 22. De esta manera se logran ahorrar cada día hasta 300 kw”, comentó Alcalá.

Estos equipos, refirió Azcuy, se trajeron del teatro principal de  Camagüey. Se iban a entregar a la empresa de materias primas. Luego de realizar las necesarias gestiones con los directivos de la empresa provincial de productos lácteos  se trasladaron hacia Santa Cruz del Sur. En cuatro días se pusieron en marcha, afirmó.

También los abnegados obreros informaron al periodista la sustitución hecha del recibidor de amoníaco que se encontraba en mal estado por otro dado de baja en la empresa pesquera e industrial sureña (EPISUR); y los cambios ejecutados a las tuberías del banco de hielo. En las anteriores aparecían constantes salideros del venenoso gas.

Hablaron incluso hasta de los problemas presentados con la válvula de expansión de la nevera. “Al no aparecer en ninguna parte ese mecanismo decidimos picar el porta prense y colocar otro a base de soldadura. Ha dado buen resultado”, aseveró Diosmaris.

Para Alcalá Matamoros y Azcuy del Risco destacados innovadores de la industria láctea de estos predios, toda dificultad técnica en el área de calderas o cualquier otra de vital importancia en el proceso productivo  tendrá siempre solución. Ellos no creen en los imposibles.