Lavrov advierte a Pompeo contra injerencia de EE.UU. en Venezuela

Moscú, 13 feb.- El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, advirtió al secretario norteamericano de Estado, Michael Pompeo, contra cualquier injerencia en los asuntos internos de Venezuela, incluido el uso de la fuerza.

 

Durante una conversación telefónica con su similar estadounidense, Lavrov aclaró que tales pasos violan el derecho internacional, señala un comunicado de la Cancillería.

En las pláticas, el diplomático ruso expresó la disposición de Moscú a celebrar consultas sobre el tema venezolano de acuerdo con los principios de la Carta de Naciones Unidas.

Lavrov se refirió a la intención de Estados Unidos anunciada por Pompeo de imponer sanciones adicionales contra Rusia bajo la excusa no probada de la turbia historia de ‘envenenamiento’ del año pasado del exagente Serguei Skripal y su hija Jula.

Ambos siguen ausentes desde que fueron presuntamente curados de un ataque químico ocurrido, según Londres, el 4 de marzo de 2018.

El diplomático ruso destacó que estas nuevas restricciones bajo argumentos infundados de Washington solo agravarán el estado de los nexos bilaterales y la atmósfera en el escenario mundial.

Durante la plática telefónica, ambos jefes de la diplomacia abordaron, además, la situación en Siria y acordaron la necesidad de continuar el diálogo bilateral para implementar la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el diferendo sirio.

Pompeo y Lavrov también intercambiaron opiniones sobre los contactos recientes entre representantes del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia y el Departamento norteamericano de Estado sobre la situación en la península coreana.

Ambos funcionarios se refirieron por otro lado, al resultado de las pláticas para resolver el conflicto en Afganistán.

Medios de prensa locales comentan que Estados Unidos y la Unión Europea coordinan una nueva ola de sanciones que podría ser analizada por los cancilleres del bloque comunitario, para aplicarla en los próximos dos o tres meses.