Exige Cuba en ONU cooperación mundial en lucha antiterrorista

Naciones Unidas, 15 abr.- Cuba reclamó en el Consejo de Seguridad de la ONU compromiso con la lucha antiterrorista y el no uso de la misma como un pretexto para transgredir la soberanía de los Estados.

"El combate al terrorismo requiere la cooperación de todos, con total apego a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional", afirmó aquí el embajador cubano, Rodolfo Reyes, en un debate abierto del Consejo de Seguridad sobre la amenaza que representa el flagelo para la paz mundial.

De acuerdo con el diplomático, la comunidad internacional no debería aceptar que se utilice el enfrentamiento al fenómeno para justificar la intromisión en los asuntos internos de otros países, llevar a cabo actos de agresión y ejecutar o permitir violaciones flagrantes de los derechos humanos.

En ese sentido, mencionó las torturas, secuestros, detenciones ilegales, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales y menoscabo de la soberanía nacional cometidos en nombre de la lucha antiterrorista.

"Donde quiera que se violen estos principios legales y éticos, se estará debilitando la legitimidad de nuestra lucha contra el terrorismo internacional", subrayó.

Reyes reiteró en el Consejo de Seguridad el compromiso de Cuba con el combate al flagelo y su condena a todos los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones, "por quien quiera, contra quien quiera, y donde quiera que se cometan, incluido el terrorismo de Estado".

Resulta imposible erradicar el fenómeno si únicamente se condenan algunos actos, mientras se silencian, toleran, justifican o manipulan otros, con el objetivo principal de promover mezquinos intereses políticos y económicos, advirtió.

Según el embajador de la isla, tampoco es aceptable que prevalezcan los dobles raseros, la selectividad política y la impunidad a la hora de abordar este sensible tema.

En su intervención, Reyes recordó que Cuba es uno los países golpeados por el flagelo, por defender su independencia y soberanía.

Durante décadas sufrimos las consecuencias de terribles actos terroristas, organizados, financiados y ejecutados desde el extranjero, con un saldo de tres mil 478 muertos y dos mil 99 discapacitados, señaló.