[:es]EPISUR es ejemplo de eficiencia de la empresa estatal socialista cubana[:]

[:es]Santa Cruz del Sur, 15 feb.-Las tripulaciones de las ocho embarcaciones de la flota de camarón con que cuenta en estos momentos la Empresa Pesquera e Industrial Sureña (EPISUR), tienen motivo para estar de plácemes.

El crustáceo rosado que hace mucho tiempo no se manifestaba como en etapas anteriores, volvió a arribar en cantidades considerables a las tradicionales áreas de pesca enclavadas en Gitano, Playa Florida y el golfo de Ana María, ahora con fondos marinos muy limpios. Así lo informó Rubén Pérez Pérez, biólogo marino de la entidad.

La campaña para estas capturas comienza en enero y termina en junio lo que conlleva a mantener en óptimo estado técnico los navíos, complementada por la voluntad de los hombres y el sagrado cumplimiento de la jornada laboral.

Odelsi Vega Alcalá, técnica en producción, dijo que en el 2017 el plan de pesca del marisco ascendió a 165 toneladas, cerrando el período con un ocho por ciento menos de lo previsto.

Buen rumbo productivo ha tomado el primer mes del actual almanaque. De las 385 toneladas, programadas hasta la fecha, se han capturado más de 130. Las cuentas matemáticas dan como resultado un sobrecumplimiento superior a las 90.8 toneladas del rosado.

Pérez Pérez destacó el ahorro de litros de combustible por kilogramo de camarón entregado a la industria, economizando esos colectivos de la flota del crustáceo más de 516 mil litros de petróleo. Lo alcanzado demuestra una vez más la importancia de preservar a grado máximo la empresa estatal socialista cubana. EPISUR es ejemplo de eficiencia.

[:]