EE.UU. y México dialogan sobre amenazadoras tarifas de Trump

Washington, 6 jun .-El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se reunió con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en la Casa Blanca para abordar las amenazas del mandatario Donald Trump de imponer aranceles a los productos del país vecino.

 

Según reportes de prensa, el encuentro se celebró a puerta cerrada y participaron además el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, y altos funcionarios de las dos naciones.

Antes de esta cita, promovida por la parte mexicana favorable al diálogo y el entendimiento en aras de evitar el castigo económico, Pence apuntó en su cuenta oficial de la red social Twitter que existe una crisis en la frontera sur.

Recordó que Trump dejó claro que México tiene que hacer más, en alusión a acciones dirigidas a detener y disminuir el flujo de inmigrantes hacia la línea divisoria común.

Trump comunicó el pasado 30 de mayo que su país impondrá aranceles del cinco por ciento a las importaciones de los productos mexicanos desde el próximo 10 de junio, y los incrementará progresivamente hasta el cese de dicha situación.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el gobernante republicano sostuvo que si la denominada por él crisis de la inmigración ilegal se alivia mediante acciones efectivas tomadas por México cesarán los impuestos.

Sin embargo, si persiste los aranceles subirán al 10 por ciento el 1 de julio, precisó el jefe de Estado, cuyas políticas sobre el tema reciben rechazo a nivel nacional y foráneo.

De igual manera, escalarán al 15, el 20 y el 25 por ciento, el 1 de agosto, el 1 de septiembre y el 1 de octubre, respectivamente, añadió Trump, quien en jornadas posteriores continuó con las críticas y las presiones.

Este miércoles, previo al diálogo bilateral sobre el asunto, el asesor económico de la Casa Blanca, Peter Navarro, impuso tres condiciones a los negociadores mexicanos.

Primero, pueden evitar que los migrantes viajen a Estados Unidos a solicitar asilo, admitiéndolos en México, subrayó en declaraciones a la cadena CNN.

Que tomen a todas esas personas y luego les apliquen las leyes mexicanas, las cuales son mucho más fuertes que las estadounidenses, expresó.

En segundo lugar, continuó, México debe vigilar con más firmeza su frontera con Guatemala para impedir que ingresen por allí los migrantes, principalmente de países centroamericanos.

Dicho límite tiene 150 millas (unos 240 kilómetros) y puestos de control naturales y artificiales que son realmente fáciles de vigilar, opinó.

Finalmente, Navarro exigió que México luche contra la supuesta corrupción de sus agentes en los puestos fronterizos.