Diplomáticos cubanos en EE.UU. celebran Día de la Rebeldía Nacional

Washington, 25 jul .-Diplomáticos cubanos en Estados Unidos celebraron el Día de la Rebeldía Nacional y ratificaron el compromiso de continuar la obra revolucionaria iniciada el 1 de enero de 1959.

 

Sin duda alguna, la fecha del 26 de julio es y será una de las más importantes de la historia de nuestro país, afirmó Angélica María Fuentes, funcionaria del Consulado, en un acto político en recordación de la efeméride.

Ese día de 1953, más de un centenar de jóvenes, bajo la guía de Fidel Castro, asaltaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes para dar inicio a la última etapa de las luchas por la emancipación del pueblo cubano.

Fuentes recordó el legado del líder histórico de la Revolución y leyó palabras suyas sobre el significado del acontecimiento, que tendrá este año la conmemoración central en la provincia de Granma, en el oriente de la mayor de las Antillas.

‘Nuestro pueblo es un pueblo que no tembló ni temblará nunca ante el precio que tenga que pagar por su felicidad’, citó la diplomática antes de pronunciar un ‘Viva Fidel’, que fue repetido fuertemente por sus colegas.

Por otra parte, Lissette Sardina, también joven funcionaria de la Embajada, compartió el poema Era la mañana de la Santa Ana, de Jesús Orta Ruiz, un homenaje a la referida acción y a sus protagonistas.

Además este miércoles, organizaciones de la emigración cubana en el estado de Florida resaltaron que se unen a la inmensa mayoría del pueblo de la isla en la conmemoración del aniversario 66 de dicho suceso.

Las agrupaciones que integran la Alianza Martiana destacaron en una nota que aquel 26 de julio y la lucha siguiente permitieron acabar con la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista (1952-1958) y abrieron el camino de los triunfantes 60 años de Revolución.

‘Cuba hoy se encuentra inmersa en profundos cambios para modernizar sus instituciones y hacer más justa su gestión de gobierno’, subrayaron los emigrados, que mencionaron el análisis y el debate nacional que llevó a la aprobación de una nueva Constitución, el pasado 24 de febrero.

Agregaron que la nueva dirigencia, encabezada por el presidente cubano, Miguel

Díaz-Canel, se ha ganado el respeto y la admiración de la gran mayoría del pueblo, con lo cual ha logrado una imprescindible legitimación como continuadora del proceso revolucionario socialista.