[:es]Cuba y EE.UU. analizan tráfico de emigrantes y fraude migratorio[:]

[:es]

Washington, 13 dic .-Delegaciones de Cuba y Estados Unidos realizaron en esta capital un nuevo encuentro técnico sobre enfrentamiento al tráfico ilícito de emigrantes y el fraude migratorio, con el objetivo de incrementar la cooperación bilateral en esta área.

En la reunión autoridades de ambos países repasaron acciones de cooperación ya ejecutadas, y se actualizaron sobre las tendencias de esos fenómenos en la situación bilateral actual, según una nota de la embajada de la isla en Washington DC.

Durante la cita, que de acuerdo con la información transcurrió en un clima de respeto y profesionalidad, también se identificaron nuevas acciones que favorecerán la cooperación operacional en el futuro.

A su vez, coincidieron en avanzar en la prevención y enfrentamiento al tráfico ilícito y el fraude migratorio, con el objetivo de continuar reduciendo su impacto negativo en las relaciones migratorias entre los dos territorios.

Las autoridades de ambas partes han venido constatando esto a partir de la adopción de la Declaración Conjunta del 12 de enero de 2017, agregó el texto.

Además, coincidieron en la utilidad de la reunión y acordaron mantener las conversaciones en el futuro.

La delegación cubana estuvo integrada por representantes de los ministerios del Interior y Relaciones Exteriores, mientras por la estadounidense asistieron autoridades de los departamentos de Seguridad Interna y Estado.

El encuentro de este martes siguió a la ronda de conversaciones migratorias celebradas ayer en Washington DC, donde la nación antillana alertó una vez más sobre el impacto negativo de la suspensión del otorgamiento de visas en el Consulado estadounidense en La Habana.

La delegación del país caribeño, encabezada por la directora general de Estados Unidos en la cancillería de la isla, Josefina Vidal, también reiteró su rechazo a la expulsión arbitraria de un grupo importante de funcionarios que trabajaban en su legación diplomática en esta urbe.

De acuerdo con una nota sobre la cita, ese paso ha afectado sensiblemente el funcionamiento de la misión, en particular del consulado y los servicios que este presta a los cubanos residentes en Estados Unidos, así como la atención a los norteamericanos que mantienen interés en viajar al territorio vecino.

Por otra parte, las delegaciones coincidieron en reconocer la repercusión positiva de la mencionada Declaración Conjunta de enero último y, específicamente, la eliminación de la política de pies secos-pies mojados y del Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos en la disminución de la emigración irregular.

[:]