Cuba ante el envejecimiento poblacional


 La Habana, 18 feb .-Al cierre del año 2014 el 18, 3 % de la población cubana tenía 60 años o más, una cifra que alcanzó ya el 19% al término del 2015, según afirma el doctor Alberto Fernández Seco, jefe del departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Ministerio de Salud Pública. En este sentido, las provincias más envejecidas del país son Villa Clara, La Habana y Sancti Spíritus.

El lineamiento 144 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución propone brindar atención al estudio e implementación de estrategias en todos los sectores de la sociedad para buscar soluciones a este proceso. Uno de los que tiene responsabilidad con los adultos mayores es precisamente el de la salud.

Servicios de salud especializados en la tercera edad

Los adultos mayores necesitan de atención especializada. Para brindar este servicio el país cuenta con 262 geriatras, de ellos 110 son residentes, distribuidos en 49 servicios con 948 camas. Además están las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos que también son centros destinados a cuidar a las personas de la tercera edad.

Según explica el doctor Fernández Seco tenemos en la actualidad 265 Casas de Abuelos en el país con más de 9 mil plazas. En el caso de los Hogares de Ancianos, 147 en todo el país, se incrementaron 544 plazas de día, para un total de más de 3 mil capacidades. De igual forma se abrieron 4 Hogares de Ancianos, dos en Cienfuegos, uno en La Habana y uno en Camagüey.

Estos centros están actualmente en un proceso de reparación y mantenimiento que comenzó en el año 2013. Esto ha permitido intervenir 248 Casas de Abuelos, lo cual significa un 94% del total y de las cuales se han concluido 143. Con respecto a los Hogares de Ancianos se realizaron acciones en 139 hogares, para un 94,5% del total, de los cuales se han concluido 56. Además, agrega el doctor Fernández Seco, se entregaron mobiliarios y equipamiento.

Escuela para los cuidadores

Actualmente existen en el país 250 escuelas de cuidadores que capacitan a estas personas que deciden dedicar su tiempo a ayudar a aquellos ancianos que necesitan asistencia. Sin embargo, el doctor Alberto Fernández Seco advierte que esta responsabilidad, que en su mayoría asumen las mujeres, puede tener consecuencias desde el punto de vista físico, psicológico y emocional. El doctor Fernández Seco menciona por ejemplo, cambios en las relaciones familiares, en el tiempo libre o en la salud. Además afecta la situación económica del cuidador pues muchas veces deben abandonar el trabajo para dedicarse por entero al adulto mayor.

El doctor Fernández Seco comparte también algunos de los síntomas de alarma que permite a los cuidadores identificar la carga a la que están expuestos. Sobresalen por ejemplo la pérdida de apetito, dolor de cabeza, cansancio, mal humor, falta de vida social, depresión e insatisfacciones de las necesidades propias. Por tanto es importante que el cuidador se ocupe también de su salud y no solo de la persona que está bajo su responsabilidad.

Expectativas

Según investigaciones recientes, actualmente hay en el país 2142 centenarios, de ellos 919 hombres y 1223 mujeres, la mayoría de ellos en La Habana, Granma y Villa Clara.

Las expectativas con el envejecimiento poblacional son seguras, se espera un incremento constante y para el 2025 el país tendrá el 25 % de su población con más de 60 años y en el 2050 llegaremos a más del 30 %. De ahí la importancia de que desde ahora tomemos las medidas necesarias que permitan que esta población tenga una longevidad satisfactoria.