Contribuye a elaborar nasobucos profesora de artes manuales de Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur, 22 abr.- Juana Amaya Leyva posee abundante generosidad en su desprendida forma de ser. Desde hace muchos días en los que reiteradamente se habla  de prevención, responsabilidad y disciplina para no contraer la homicida pandemia, la santacruceña comenzó a utilizar sin límite de horario su máquina de coser.

La vecindad, a cualquier hora del día o la noche, escucha sin molestarse el particular golpeteo del útil armatoste. Apenas la lugareña se levanta de su modesto puesto de trabajo; la confección de nasobucos le ocupa cuantioso tiempo.

Al supenderse las clases en la escuela de enseñanza especial Tania La Guerrillera, donde ejerce como profesora de artes manuales, quiso hacer algo más por el bien común. Cuando con un hasta pronto marchó del plantel los escolares matriculados en la institución, puntualizó, se fueron para sus hogares con las mascarillas confeccionadas por ella.

En una oportunidad cuando un vecino le entregó varios pedazos de telas para igual fin, la entrevistada le comentó a su hija Anais Núñez Amaya sentirse muy agotada. Esta joven enfermera en su jornada de descanso laboral tomó el puesto de combate contra la COVID-19.

Comentó al reportero que aprendió a elaborar nasobucos y a arreglarse sus ropas observando a su madre detenidamente. Y lo que sobre la pieza protectora en cuestión  ha transmitido la televisión nacional.

La instructora de arte Liuvis Oliva Quiroga y el estudiante de medicina Luis Abel García Martínez, otros de los cordiales vecinos de Juana, hablaron del accionar generoso de la costurera. Gracias a ella, expusieron, tienen nasobucos, también los familiares. Es admirable su desprendimiento, manifestaron ambos.

Amaya Leyva dijo ser una cubana integrada a las tareas de la Revolución. “Todas las mujeres que tengamos conocimientos de corte y costura debemos de tener de igual manera el respaldo familiar en las actividades domésticas para realizar cientos de miles de nasobucos más. Somos una fuerza de Cuba”, ratificó jovial.