Circulan en China nuevos autobuses autónomos

Beijing, 4 dic.- China exhibe hoy un nuevo paso en el desarrollo de tecnologías inteligentes al poner a prueba otros autobuses autónomos, esta vez en la sureña ciudad de Shenzhen.

Se trata de un vehículo diseñado por dos empresas domésticas, más pequeño que el tradicional y equipado con sensores, cámaras y antenas de sistema localizador GPS.

Los ensayos comenzaron en una ruta de 1,2 kilómetros. El autobús es capaz de esquivar peatones, automóviles y obstáculos, cambiar de carril de forma segura y parar en lugares designados.

Además, puede correr de 10 a 30 kilómetros por hora y cada uno lleva un conductor para frenarlo o cambiarlo de modo automático a manual en caso de emergencia.

En octubre último se probó con éxito en la central provincia de Hunan otro bus similar que traslada hasta 300 pasajeros y tiene sensores para leer las dimensiones de una carretera.

China está inmersa en la búsqueda de iniciativas cada vez más eficientes que ayuden a controlar el tráfico en sus vías, atestadas con millones de autos en circulación.

Según un reporte emitido ayer por el Ministerio de Seguridad Pública, de enero a octubre de este año 160 mil choferes estuvieron bajo investigación por violar las leyes del tráfico y de esa cantidad a 59 mil se le impusieron cargos criminales.

De forma paralela, el país trabaja por incorporar vehículos menos contaminantes y contribuir así a elevar la calidad del aire, una preocupación del Gobierno porque afecta la salud humana y es un obstáculo al desarrollo sostenible.

Con ese fin, paulatinamente introduce en el sistema de transporte público ómnibus eléctricos capaces de filtrar las partículas PM 2.5, altamente nocivas. (PL)