Béisbol de Cuba aplaude otro juego sin hit ni carrera

La Habana, 27 nov.- Con una soberbia actuación, el pitcher Luis Marrero, del equipo Ciego de Ávila, entró a las memorias históricas del béisbol cubano, al lograr el juego sin hit ni carrera número 60 de las series nacionales.

 

Marrero, serpentinero derecho de 29 años, dibujó una auténtica obra de arte sobre el montículo del estadio José Ramón Cepero para guiar a los Tigres avileños a un éxito por 15-0 (supernocaut) ante la escuadra de Artemisa.

En duelo concluido en cinco episodios, el lanzador caminó la ruta completa y su presentación resultó impecable, tras ponchar a dos rivales y no conceder boleto ni propinar pelotazo, gracias a una precisión quirúrgica en cada uno de sus envíos.

Un error defensivo del torpedero Yorbis Borroto en el tercer episodio privó al protagonista de anotarse el segundo juego perfecto entre bolas y strikes en la isla, después del dibujado el 22 de diciembre de 1999 por el supersónico espirituano Maels Rodríguez frente a Las Tunas, en el parque José Antonio Huelga.

Por demás, Marrero se convirtió en el cuarto tirador de su provincia en alcanzar el mérito, pues antes consiguieron tal hazaña Omar Carrero -el 27 de enero de 1981 ante Las Tunas-; José Antonio Barroso -el 12 de febrero de 2005 contra Cienfuegos-, y Arnaldo Rodríguez –el pasado 29 de octubre versus Pinar del Río.

Asimismo, llama la atención que -hasta el momento- la actual campaña 60 suma tres partidos con estas características, ya que el derecho cienfueguero Noelvis Entenza, con su plantel Matanzas, también consiguió una proeza similar el último 5 de noviembre frente a Granma.

El primer cero hit cero anotación del béisbol cubano aconteció en la quinta Serie Nacional, cuando el cienfueguero Aquino Abreu concretó la gesta frente a Occidentales (10-0), el 16 de enero de 1966, en el diamante del Augusto César Sandino, de la ciudad de Villa Clara.

Poco conformista, pasados nueve días del suceso, el día 25, Abreu dejó en blanco en su siguiente salida a Industriales (7-0), en el mítico estadio Latinoamericano, de La Habana, para concretar un hecho único en estos certámenes: dos no hit no run en línea.

Hasta este minuto, en la mayor de las Antillas solo cinco tiradores han logrado más de un partido sin hit, ni carreras: Juan Pérez Pérez, Rogelio García, Maels Rodríguez, Freddy Asiel Álvarez y el referido Abreu. (Prensa Latina)