Afirman que EE.UU. debería apoyar contribuciones humanitarias de Cuba

Washington, 1ro abr.-En lugar de condenar las contribuciones humanitarias de Cuba para combatir el coronavirus en todo el mundo, el gobierno de Estados Unidos debería apoyarlas activamente, consideró el investigador norteamericano Peter Kornbluh.

En un artículo publicado en la revista The Nation, el director del Proyecto de Documentación sobre Cuba en el Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, manifestó que en medio de la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2, la isla caribeña merece un alivio de los castigos impuestos por Estados Unidos.

Kornbluh recordó que este mes, mientras un grupo de profesionales cubanos de la salud se instalaba en Lombardía, Italia, para tratar a miles de pacientes enfermos de la Covid-19, el Departamento norteamericano de Estado emitió ‘una advertencia absurda a través de Twitter en contra de aceptar la ayuda humanitaria cubana’.

De acuerdo con el estudioso, para Washington no importa que los 52 miembros de ese equipo médico arriesguen sus propias vidas, o que Cuba sea un aliado muy necesario en la lucha internacional contra la peor amenaza que el mundo ha enfrentado en la historia reciente.

Para la administración de Donald Trump, marcar puntos políticos en Florida con ataques groseros e injustificados contra el compromiso humanitario de Cuba sigue siendo una de las principales prioridades, sostuvo.

A decir del investigador, con la supervivencia del mundo en juego, los esfuerzos punitivos del gobierno norteamericano para revertir la Revolución cubana nunca han parecido tan mezquinos y tan contraproducentes para los verdaderos intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, como lo son ahora.

Kornbluh agregó que Washington debería suspender las sanciones que comprometen los esfuerzos de Cuba para salvaguardar a sus ciudadanos en casa y llevar servicios médicos a tantos otros en el extranjero.

Indicó que el bloqueo de casi 60 años impuesto contra la nación antillana continúa obstaculizando las transacciones financieras de Cuba y su capacidad para exportar e importar los materiales necesarios.

El estudioso destacó que la semana pasada el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a levantar los castigos contra varios países, y que cubanoamericanos y diversas organizaciones han instado a la administración Trump a dar ese paso con la isla.

Pero, afirmó Kornbluh, el alivio de las sanciones demostraría el reconocimiento estadounidense de Cuba como un aliado invaluable en una lucha mundial que reemplaza la ideología y está redefiniendo el significado tradicional de la seguridad nacional e internacional.

En la confrontación con el coronavirus, Cuba, a diferencia de Estados Unidos, está escuchando la advertencia del secretario general de la ONU: ‘Este es el momento de la solidaridad, no de la exclusión’, concluyó.