A desfilar por Cuba socialista y soberana

CAMAGÜEYANOS:

El 1ro de Mayo ya está aquí y muchas son las motivaciones de la clase obrera cubana para que este día se colmen las calles y plazas de todo el país en franca expresión de la unidad monolítica de nuestro pueblo trabajador.

Este año el aniversario noventa del natalicio del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, convida a que nadie quede en casa, especialmente luego del preclaro mensaje que transmitiera en la sesión final del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba donde instó a emprender la marcha y a perfeccionar lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y fuerza unida.

Precisamente, la reciente celebración del mayor evento político del país, en el que se ratificó la unidad en torno a un único partido como garantía de la independencia, es otra razón que motiva a desfilar este 1ro de Mayo con el colorido de la enseña nacional.

Una vez más marcharemos codo con codo, tal y como hemos hecho a lo largo de casi sesenta años en la construcción del Socialismo, enfrentando incluso las más poderosas adversidades, y este año en medio de un contexto latinoamericano que, peligrosamente, ha comenzado a inclinarse hacia la derecha.

Al presidente Obama -quien nos instó a olvidar el pasado- le recordaremos en el Día Internacional de los Trabajadores que tenemos memoria; que el pueblo cubano está dispuesto a recomenzar un nuevo capítulo de relaciones bilaterales con los Estados Unidos pero sobre la base de nuestros más sagrados principios, dentro de los que ocupan un lugar cimero las páginas de heroísmo escritas con sangre generosa desde tiempos coloniales.

Especial orgullo mostramos por los 55 años de la primera gran derrota que sufrió el imperialismo yanqui en América Latina en las arenas de Playa Girón y por las cinco décadas y media de que Fidel, con total aprobación popular, proclamara el carácter socialista de la Revolución Cubana.

Hoy la misma revolución por los humildes, con los humildes y para los humildes rectifica y cambia lo que debe cambiarse, a partir de un pensamiento dialéctico pero siempre con la convicción de que en Cuba nadie quedará abandonado a su suerte.

En Camagüey, provincia de fuerte incidencia económica en el país, se materializa la implementación de los Lineamientos Económicos y Sociales, con la eliminación de restricciones para la venta de viviendas y vehículos; la ampliación de la venta liberada de productos industriales, con el incremento de las posibilidades para la entrega de créditos bancarios tanto a personas naturales como jurídicas y más recientemente con la rebaja de productos de primera necesidad en la red minorista de comercio.

Como parte de esa flexibilización ya son más de 25 mil los trabajadores por cuenta propia y muchos de ellos están sindicalizados y gozan del derecho a la seguridad social en toda su magnitud.

Sin embargo, como expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz “en Cuba socialista y soberana la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción es y continuará siendo la forma principal de la economía nacional y por tanto constituye la base del poder real de los trabajadores”.

Se confirma de tal modo que la Revolución Cubana siempre se mantendrá fiel a los principios originales que ha defendido y esa es la mayor razón para que todos desfilemos este 1ro de Mayo por Cuba, con unidad y compromiso. (Foto: Archivo)