La bendición de tener gallinas negras en la familia indonesia

La bendición de tener gallinas negras en la familia indonesia Cuando una familia indonesia posee entre sus propiedades gallinas negras Ayam Cemani, el patrimonio y la posición social aumentan porque son exóticas, costosas y -según la creencia popular- aportan bendición.

Cada ejemplar vivo de ese tipo de ave puede llegar a costar hasta dos mil 500 dólares, y sus huevos son color crema, la única parte del Ayam Cemani que no es negra.

Los asiáticos creen que comer esta ave otorga poderes místicos; aunque científicamente está probado su alto contenido en hierro, lo cual es beneficioso para las mujeres antes y después del parto.

De ahí que durante el embarazo de las mujeres, las familias decapitan algunos ejemplares con el objetivo de atraer la fortuna y el buen desenvolvimiento del trabajo de parto. Los pollos también son sacrificados en ocasiones especiales -como matrimonios o enfermedades- para derramar suerte, llamar a la prosperidad y aliviar la conciencia.

Los pobladores han decidido sacar provecho de la situación y crían esas aves negras en condiciones de extremo cuidado, incuban sus huevos y luego las venden vivas a un precio superior a los dos mil dólares.

El color negro de las Ayam Cemani no se limita a sus plumas, todo en ella tiene ese tono: la piel, el pico, la lengua, las uñas de las patas, la carne, los huesos y los órganos, incluso la médula ósea es de un rojo oscuro muy intenso, todo ello a partir de un rasgo genérico conocido como fibromelanosis, que promueve la proliferación de células de pigmento negro y el gen causante del cambio se traduce en una mutación existente en países asiáticos desde hace más de 800 años.

La mutación se abrió camino hacia otras variedades de pollos, como la gallina Sueca Negra o Svart Hona, que tiene similares rasgos fibromelanísticos del Ayam Cemani.

Los cambios genéticos que subyacen a la evolución son aún poco conocidos; pero justo un estudio sobre animales domésticos, publicado en PLoS Genetics, describió cómo una reordenación genómica, causa un fenotipo diferente en los pollos.

Investigadores de genética de las Universidades de Uppsala, de la Sueca de Ciencias Agrícolas, la Estatal de Carolina del Norte y la Nacional Chung Hsing, buscaron las bases genéticas de la fibromelanosis y de la característica que implica la expansión masiva de células pigmentarias.

El autor principal del estudio, Ben Dorshorst, explicó que el cambio genético causante de la fibromelanosis es una reorganización compleja que conduce a la mayor expresión de la endotelina 3, gen conocido por promover el crecimiento de células pigmentarias y determinar el color negro en la piel, las plumas y los órganos internos.

Pollos de apariencia similar a la Ayam son los Silkie, con una larga historia en la cocina y la medicina tradicional china.

El grupo de científicos señaló que los reordenamientos genómicos han contribuido significativamente a la rápida evolución de los animales domésticos.

Ellos estudiaron otras razas de pollo, en las cuales la fibromelanosis existe, como la BohuslÃñn-Dals svarthöna de Suecia, que posee la rara mutación.

El hallazgo es consistente con la evidencia anecdótica -mostrada en sendos reportes de los portales Channel News Asia y Asia News- que sugiere cómo la raza sueca heredó su color negro por el cruce con aves prietas traídas a Noruega por un marinero desde el este del continente asiático siglos atrás.

Cierto o no el origen de la evidencia acerca de la expansión, la mutación genética que provoca la fibromelanosis en las aves es fidedigna y determina si una familia es bendecida por la gracia sobrenatural. (PL)