La sonrisa de mi gente abrió el verano santacruceño

La sonrisa de mi gente abrió el verano santacruceñoLa sonrisa de mi gente fue expresión de gran potencia anímica con la cual se inauguró el Verano, en horas de la mañana de este sábado, en el balneario de Santa Cruz del Sur, área donde a pesar de que aún se ejecutan faenas constructivas y reconstructivas, no se entorpece el bienestar de este pueblo, sede de las actividades por el 26 de Julio a nivel provincial.

Imágenes en Facebook

En todas las comunidades rurales y barrios también el festejo estival ha tomado su curso, dándole espacio a las actividades deportivas, culturales, recreativas, en cada lugar donde existan las condiciones idóneas, convirtiendo además las escuelas en los centros culturales más importantes.

Sobre la playa de la localidad podemos atestiguar de la enorme multitud congregada allí este quinto día del mes de julio, jornada naciente donde los planes individuales se vinculan a los colectivos, empleando de modo adecuado el tiempo libre: nadar, prácticar deportes, incorporarse a los juegos de mesa, (parchís, ajedrez, dominó y dama) de participación, o buscar un propicio pasatiempo en la lectura, visitas a lugares históricos… Todo lo que nos ofrezca sano bienestar se encuentra a nuestro alcance, solo es cuestión de buscarlo.

Los técnicos y profesores del INDER (Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación), junto a los Instructores Arte y el Movimiento de Aficionados, tienen mucho por hacer en el transcurso de estos 52 días.

La música, la danza, el canto, y la declamación cautivaron la presencia del numeroso público, quien pudo presenciar, incluso, las habilidades de un joven al pasar fuego por sus brazos, colocando una pequeña antorcha encendida en la boca, sin quemarse, acto para nada recomendable imitar.

Variadas se han mostrado las ofertas gastronómicas, aunque deberán irse incrementado, pues es objetivo de la Empresa Minorista Mixta, otras entidades y el sector cuentapropista, lograrlo.

Por los exteriores del área establecida para los baños marinos, se mueve vigilante Orestes Sánchez Castro, un Salvavidas que no le pierde pie ni pasada a la responsabilidad atendida por él durante varios años.

“El tiempo está muy bueno, eso atrae a la gente, por eso desde aquí me ves mirando hacia el agua…Cuando regaño a niños, personas adultas o jóvenes es para su bien, sin faltarles el respeto, lo hago para hacerlos reflexionar. Los accidentes deben evitarse. Espero sea un verano donde nadie deje de sonreir”.

Carlos Javier Guevara Pérez, es el portero en un improvisado juego de fútbol. “Nos estimula el Campeonato Mundial de este deporte… en mi caso soy fan al equipo de Brasil. Hasta ahora no me han podido pasar un gol… así soy en los estudios, no le doy posibilidades a las bajas notas, por eso terminé, como anhelaba, el décimo grado”.

Rosario Ventura Estrada y María Fernanda Vidal Barbán, se situaron en el lugar menos profundo del litoral, aferradas a un flotador en forma de ganso. Coincidieron sentirse contentas. “Nuestros padres nos trajeron… esperamos nos complazcan en seguirnos acompañando porque solas no podemos venir”, expresa Ventura.

“No haremos ninguna travesura, así no nos regañan”, acota María. “Cuando salimos de la casa nos leyeron la cartilla. No haremos ninguna travesura”.

“Soy del municipio Najasa”, señala Annia Marian Rivero Carmenates. La estudiante de Preuniversitario acaba de finalizar el décimo grado. “Concluí bien… Todos los años vengo a esta playa con mi familia. Me encanta este lugarcito”.

La sonrisa de mi gente anda por toda Cuba. En este territorio el regocijo veraniego lleva el acento natural, espigado fecundo en las finalidades de cada familia, comprometida en la educación de los críos, los deberes sociales y compromisos laborales. De hecho se convertirá esta etapa en un período donde nos esforzaremos más en cada tarea convenida como saludo al Día de la Rebeldía Nacional. (Raúl Reyes Rodríguez/ Colaborador de Radio Santa Cruz)