Rusia demanda condena internacional contra represión en Ucrania

Rusia demanda condena internacional contra represión en UcraniaMoscú, 16 abr .- El presidente ruso, Vladimir Putin, demandó de la ONU y la comunidad internacional una clara condena a los gobernantes impuestos en Kiev por la ofensiva militar desatada contra regiones del este de Ucrania.

Rusia espera una clara condena de Naciones Unidas y de la comunidad internacional contra esas acciones anticonstitucionales, reiteró el líder ruso en conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, según el Kremlin.

Durante la plática, las partes trataron el crítico desarrollo de los acontecimientos en Ucrania, agudizados con el inicio de una operación que lanzaron en el este del país las autoridades de Kiev, informa el comunicado.

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, por su parte, expresó profunda preocupación por la ofensiva iniciada por los Servicios de Seguridad ucranianos con el apoyo de unidades del Ejército, con saldo de cuatro muertos en el primer día.

Es un crimen luchar contra el propio pueblo que se manifiesta para que se garanticen sus derechos legítimos. El caos nacionalista vuelve a extenderse por Ucrania, denuncia el texto publicado en la web ministerial.

Alexander Turchínov, autoproclamado presidente y también titular del parlamento, ordenó iniciar los ataques contra los manifestantes, rusoparlantes en su mayoría, después de una reunión con John Brennan, jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Brennan realizó una visita secreta a Kiev el fin de semana último y sostuvo encuentros, además, con los principales jefes de los cuerpos represivos del régimen golpista.

El presidente del Centro de Análisis Sistémico y Pronósticos de Ucrania, Rostislav Itschenko, aseveró que la ofensiva militar en el este del país es resultado de la presencia en Kiev del titular de la CIA.

Al menos cuatro milicianos muertos y dos heridos fue el saldo del ataque realizado hoy por tropas golpistas para recuperar un aeródromo situado entre las urbes de Slaviansk y Kramatrosrk en el este ucraniano.

Un portavoz de las milicias populares citado por RIA Novosti indicó que el combate en el cual las fuerzas leales a las autoridades impuestas en Kiev utilizaron blindados y aviones concluyó con el repliegue de los partidarios de la federalización del país.

Otro representante de las fuerzas de autodefensa de Kramatorsk reconoció el repliegue desde el aeropuerto, pero añadió que la ciudad sigue bajo su control y no piensan retirarse, según Interfax.

El Ministerio de Defensa de Rusia, en tanto, suspendió la entrega del armamento y material de guerra procedente de Crimea a Ucrania para evitar que sea utilizado contra los partidarios de la federalización del Estado en el este del país.

Anatoli Antónov, vicetitular de esa cartera, recordó que Moscú asumió el compromiso de no suministrar armas a las zonas de conflicto y actuar con cautela respecto a tales envíos.

Pidió a Occidente, asimismo, obrar con sabiduría y contención en los posibles suministros militares a Ucrania pues Moscú teme que esos medios bélicos puedan emplearse contra la población o los participantes en las protestas en el sureste ucraniano.

En la jornada de este martes, el primer ministro, Dmitri Medvedev, expresó en una reunión con representantes del Ministerio de Finanzas que en determinado nivel los problemas económicos internos están condicionados por los intentos de algunas fuerzas de arrastrar a Rusia a una nueva crisis.
(PL)