Comienzan trabajos inspectores de OPAQ en Siria

Comienzan trabajos inspectores de OPAQ en Siria Damasco, 2 oct .-Los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), que llegaron este martes a Damasco, comenzarán hoy sus trabajos de coordinación y verificación, con las miradas de todo el mundo centradas en ellos.

En primer lugar, según han declarado funcionarios e la OPAQ, se deben realizar contactos políticos de alto nivel con la parte siria, así como la visita a las primeras instalaciones.

También se supone que brinden apoyo técnico a sus contrapartes sirias sobre la elaboración de reportes de conformidad con las normas de la OPAQ.

El propósito final es garantizar que se destruyan las armas químicas que Damasco posee, pero que nunca ha empleado, para mediados del 2014.

Según la OPAQ, de momento no esté definido el número total de expertos que participarán en la diferentes etapas del proceso de cumplimiento de la resolución del Consejo de Seguridad.

En este momento, dijo un funcionario de esa entidad, lo más preciso que podemos decir es: varias decenas.

Entre el personal de la OPAQ (todos voluntarios) se cuentan químicos, ingenieros químicos, exmilitares especializados guerra química, así como paramédicos.

Durante la primera semana el trabajo se centrará en el cotejo de informaciones sobre los sitios a inspeccionar, y de los cuales el gobierno sirio entregó una documentación completa de manera voluntaria.

La inspección de las instalaciones deberá terminar este mes de octubre. Durante ese periodo se realizarán análisis in situ, independientemente de que éstos, como es lógico y señaló un experto de la OPAQ, no alcancen el nivel que se podría conseguir en un laboratorio.

De inicio la prioridad serán los emplazamientos de producción de armas, los cuales deben quedar desmantelados a más tardar en noviembre, incluso con el empleo de métodos "expeditos".

Dado que todo el trabajo se realizará en medio de un conflicto armado, el gobierno sirio ha garantizado toda su disposición a garantizar la seguridad del personal de la OPAQ.

No obstante, uno de los mayores escollos que pudieran enfrentar son las posibles acciones de los grupos de irregulares armados y extremistas islámicos, hecho del cual alertó el presidente sirio Bashar al-Assad.

Existe la posibilidad, explicó, de que los terroristas traten de obstaculizar la llegada de los inspectores a las zonas definidas, ya sea por razones propias o impulsados por los estados que los patrocinan y financian con el fin de inculpar a Damasco y acusarlo de falta de cooperación. (PL)