Universidad de Iowa experimentó con niños huérfanos

Washington, 13 jun. -La Universidad de Iowa, Estados Unidos, aplicó experimentos sensoriales a 22 niños huérfanos en 1939 y como resultado varios de ellos terminaron tartamudos o con problemas del habla.

Este caso se conoció como El Estudio Monstruoso y fue desarrollado por el controversial psicólogo Wendell Johnson en la localidad de Davenport, ubicada en uno de los más conservadores estados norteamericanos.

Los niños fueron internados durante seis meses en salas de control especial y a la mitad se les humillaba, ridiculizaba y acusaba de pronunciar mal determinadas locuciones, detalló el medio digital Listverse.com.

Muchos de los menores que recibieron este llamado "tratamiento negativo reforzado", ideado por Jonson y su asociada Mary Tudor, sufrieron problemas en el habla toda la vida y otras lesiones psicológicas complementarias.

Los ensayos y sus resultados fueron negados durante años por autoridades médicas estadounidenses para proteger la reputación profesional de Jonson, afirmó la fuente.

Mary Nixon fue una de las niñas bajo experimento y a la edad de 76 años presentó una demanda legal contra el estado de Iowa, pero la gobernación se rehusó a dar respuestas y alegó que era inmune a leyes vigentes en 1939. (PL)