Ban Ki-moon insta a Israel a respetar la legalidad internacional

Ban Ki-moon insta a Israel a respetar la legalidad internacional El Cairo, 20 nov .-Ninguna preocupación de seguridad se resuelve con derramamiento de sangre, afirmó hoy aquí el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en rueda de prensa.

En ese sentido alertó contra la posibilidad de una operación terrestre de gran magnitud, la cual solo serviría para complicar la crisis, que podría extenderse a otros países, afirmó.

Desde mediados de la semana pasada, el Ejército israelí tiene desplegado un potente dispositivo de tropas de infantería y blindados en los bordes de Gaza y el sábado último el primer ministro de ese país, Benyamin Netanyahu, anunció que tenía la luz verde de su gabinete.

El secretario general enunció el peligro de que el conflicto en la Franja de Gaza, en el cual han muerto hasta ahora 111 civiles palestinos y tres israelíes, se extienda a países limítrofes, y anunció que hoy parte hacia Israel para sostener contactos con las autoridades de ese país.

Asimismo reveló que tiene programado encontrarse en Ramala con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas.

Señaló al respecto que los palestinos se encuentran en una coyuntura decisiva para su demanda de un Estado propio en los territorios ahora ocupados por las tropas de Tel Aviv.

Terminar la ocupación dará paso a la solución de dos Estados, afirmó en rueda de prensa en esta capital en la que estuvo presente el secretario general de la Liga Arabe, Nabil el Araby.

Ban fue categórico al exhortar a todas las partes a abstenerse de continuar los ataques "y a ordenarlos", y expresó el criterio de que "el derramamiento de sangre no contribuirá a la seguridad de nadie" y calificó de legítimas las preocupaciones israelíes respecto a su seguridad.

Aunque sin mencionar nombres, la alusión se refiere a las declaraciones de Netanyahu, quien ha expresado la tesis de que la devastación de la Franja permitirá a los israelíes disfrutar de mayor seguridad.

Asimismo anunció que acompañará hasta el cruce fronterizo de Rafah, que separa a Gaza de la Península de Sinaí, en Egipto, a la delegación de cancilleres árabes que se dirige hoy al territorio palestino en muestra de solidaridad.

Las declaraciones de Ban coinciden con persistentes versiones sobre la presencia en esta capital de un grupo de cuatro negociadores israelíes, los cuales sostienen contactos indirectos con delegados de Hamas, a través de oficiales de la inteligencia egipcia, para fijar las condiciones de una tregua, aún lejana, según los indicios más tangibles. (PL)