Consejo de Seguridad analiza envío de observadores a Siria

Consejo de Seguridad analiza envío de observadores a Siria Naciones Unidas, 13 abr.- El Consejo de Seguridad preparará hoy una resolución que autorice el envío de observadores a Siria para monitorear la evolución de la situación tras el cese de las hostilidades iniciado la víspera por el Gobierno.

La presencia de esa misión en el país árabe fue solicitada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y su enviado especial para Siria, Koffi Annan, luego de comenzar la ejecución de un plan de seis puntos acordado con Damasco para poner fin al conflicto.

El tema cuenta con un amplio respaldo de diferentes países clave en el tratamiento del problema, en particular Estados Unidos, Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, además del propio gobierno sirio.

En declaraciones a los periodistas en la sede de la ONU en Nueva York, el embajador de Siria, Bashar Jaafari, ratificó el apoyo de su gobierno al envío de los observadores, medida que fue convenida entre Damasco y Annan.

Precisó que en estos momentos las autoridades sirias y la ONU "analizan los puntos finales de los aspectos técnicos relacionados con el despliegue" de la misión "una vez terminada la violencia".

Los primeros contactos al respecto tuvieron lugar la semana pasada, cuando el designado jefe del equipo, el general noruego Robert Mood, conversó en la capital siria sobre los preparativos técnicos para el arribo de una avanzada de los observadores.

Fuentes diplomáticas en la ONU dijeron que la discusión en el Consejo de Seguridad maneja la posibilidad de un dispositivo de 30 integrantes en los momentos iniciales, todos ellos desarmados.

Para Ban Ki-moon, la presencia de los verificadores abrirá las puertas al comienzo de un diálogo político serio para resolver las preocupaciones y aspiraciones del pueblo sirio.

La víspera la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, dijo que los observadores deben tener plena libertad de movimiento, libre acceso en todo el territorio nacional y a sus ciudadanos, comunicaciones sin trabas y garantías de seguridad.

Según trascendidos, esas condiciones aparecen en el texto del borrador que ya comenzaron a negociar los 15 miembros del Consejo de Seguridad.

El plan acordado entre Annan y el gobierno sirio estipula el cese (a partir de ayer) de los movimientos de tropas del gobierno y del fuego de armas pesadas, así como el retiro de las fuerzas militares de los centros urbanos.

También contempla el suministro de ayuda a la población siria, la implantación de una tregua humanitaria diaria, el ingreso de periodistas extranjeros al país y el inicio de un proceso de diálogo entre el Gobierno y los grupos opositores. (PL)