El Cobre, poblado donde está el Santuario Nacional de la Virgen de La Caridad (+ Fotos y Video)

Más de tres mil visitantes, entre cubanos y extranjeros, llegan a diario al poblado de El Cobre, en la provincia de Santiago de Cuba, atraídos por sus valores culturales, históricos, patrimoniales y religiosos.

Esa cifra es superada con creces en determinadas fechas vinculadas al Santuario de la Virgen de la Caridad, visitado por creyentes y no creyentes, y ahora por la cercanía de la llegada a Cuba del Papa Benedicto XVI.

Abierto el ocho de septiembre de 1927, ese recinto acaba de ser restaurado con motivo de esa visita y la celebración en septiembre próximo de los 400 años del hallazgo de la imagen venerada, momento que atraerá a muchos nacionales y extranjeros, precisó.

También despierta interés el Monumento al Cimarrón, erigido en lo alto de una colina, ya que en estas tierras ocurrió una de las más importantes protestas esclavas de la Isla contra sus amos.


Muy conocidos en Cuba y el Caribe son el grupo folclórico Cabildo Cimarrón y la Steel Band, esta última con el uso de bidones de acero, cuyos sonidos sustituyen voces e instrumentos para interpretar danzones, boleros, merengues y baladas.

La principal actividad económica en el Consejo Popular es la minería, y desde finales de 2011 la explotación de un yacimiento de oro; dispone igualmente de una fuerza numerosa de trabajadores por cuenta propia, dedicada a la creación y comercialización de objetos artesanales relacionados con la imagen de la Virgen, venta de flores y otros.

El Cobre cuenta con más de 17 mil habitantes en 15 circunscripciones urbanas y rurales, entre estas últimas La Caoba, Botija, Puerto de Moya-Hongolosongo y Río Frío.

Con motivo de la visita papal y los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen, las principales arterias del poblado reciben acciones para mejorar su entorno, entre ellas la pintura de fachadas de viviendas e instalaciones sociales, como la Casa de Cultura Luisa Pérez de Zambrana y el Círculo Social.

Se han sustituido más de 80 cubiertas de casas y se benefician espacios públicos, como las plazas Cebreco y Turquino, con arreglos de muros, jardinería, bancos, sustitución de luminarias y otras tareas para su adecuada ambientación.

Se construye el puente sobre la vía que une a la localidad con el Hospital Ambrosio Grillo, ya que en época de lluvias la crecida del río obstruye el paso de trabajadores, pacientes y familiares.

También los viales reciben beneficios, en particular el asfaltado de la calle Cebreco, que conduce al Santuario. Estos trabajos se han concebido en dos etapas, y la próxima se hará con vistas a la celebración del ocho de septiembre.

En este histórico terruño, que debe su nombre a la existencia desde el siglo XVII de la primera mina de cobre explotada a cielo abierto en América, se levanta un modesto monumento, como homenaje a los mineros que en ella trabajan.

(Tomado de Cubasí)