Cuba quiere dinamizar conferencia de desarme

Cuba quiere dinamizar conferencia de desarmeLa Habana, 31 ago .- El vicecanciller Abelardo Moreno aseguró que Cuba quiere dinamizar la Conferencia de Desarme de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para evitar una catástrofe climática de desatarse un conflicto nuclear. Uno de los principales objetivos que pretende Cuba al frente de la Conferencia "es dinamizarla, llevarla adelante, tratar de reactivarla para que pueda desempeñar el papel para el que fue creada (en 1979)", explicó Moreno en declaraciones al diario Granma.

Para eso debe tener una agenda, un programa y objetivos bien definidos que tengan en cuenta las preocupaciones de todos los Estados, añadió el viceministro en referencia a los más de 10 años que ha estado paralizada.

Si eso es así, expresó, se debe a que las grandes potencias nucleares están interesadas en que no exista en estos momentos un acuerdo en materia de desarme nuclear.

Con los peligros latentes de las armas nucleares es hora de adoptar el camino hacia la paz y descartar así una catástrofe climática global inducida por la energía nuclear, señaló tras recordar la existencia de unos 20 mil de esos artefactos en el mundo.

Constituye un grave peligro para la paz y seguridad internacionales la sola existencia de esas armas (siete mil podrían utilizarse de forma inmediata) y de las doctrinas que prescriben su posesión y empleo, afirmó.

En su opinión los grandes centros de poder quieren que la Conferencia (de 65 miembros) simplemente se dedique en el futuro inmediato a la negociación de un tratado que controle la producción de los llamados materiales fisionables (que sirven para fabricar armas).

La tesis nuestra y la del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) es que, aun cuando el tema es importante, no garantiza el desarme nuclear, remarcó el viceministro de Relaciones Exteriores.

Hay países que plantean que ha llegado el momento de dejar a un lado la Conferencia y recurrir a procesos de negociación alternativos, una opción que para el diplomático sería un peligroso retroceso.

Si vamos a trabajar de verdad por el desarme nuclear tiene que ser en el contexto de la principal institución multilateral existente, la ONU, subrayó.

La solución, manifestó, no está en ignorar este órgano o minimizar su importancia, por el contrario, hoy más que nunca es una responsabilidad de todos preservarlo y fortalecerlo.