Iniciativa en Manzanillo para reparar ollas eléctricas

Iniciativa en Manzanillo para reparar ollas eléctricasManzanillo, 15 jul. – Una eficaz iniciativa para reparar el timer (reloj), en las ollas de presión eléctricas de 30 y 90 minutos, aplica el taller de servicios técnicos, personales y del hogar de esta oriental ciudad cubana.

La solución, basada en el uso de una mezcla limpiadora que contiene alcohol, nafta (combustible similar a la gasolina), brea, bicarbonato y acetona, garantiza el adecuado funcionamiento del cronómetro y suple el déficit de la pieza en esta urbe de la provincia de Granma.
  
Tras aplicar dicha emulsión, y luego de tres días, se engrasa el timer y queda como nuevo, explicó a la AIN Juan Manuel Pulido, mecánico y autor de la innovación.
  
Indicó que aunque esa solución se implementa desde el  2009, simboliza un respaldo a los acuerdos aprobados en el reciente VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, pues al utilizar recursos locales contribuye al ahorro y a la sustitución de importaciones. 
  
Además –aseguró- ,evita la dependencia de piezas nuevas con mayor valor monetario, y favorece la calidad de vida de la población.
  
José Ismael Contreras, administrador del taller de servicios técnicos, personales y del hogar en Manzanillo, dijo que cada año llegan a la entidad más de 900 ollas de presión eléctricas con dificultades en el timer, y gracias a la idea aplicada, esos problemas se resuelven en su totalidad.
  
Calificó de positivo el impacto social de la recuperación del reloj utilizando recursos propios, pues ningún usuario ha tenido que retornar por la misma situación, luego de ser reparado ese componente.
  
Por utilidad de esta experiencia – informó- se prevé su generalización y aplicación en el resto de los municipios de Granma.
  
Juana Quesada,  cliente de la unidad de servicios de la Perla del Guacanayabo, resaltó el beneficio social de la iniciativa, pues mejora el funcionamiento de un dispositivo con altos costos en el mercado internacional, y manifestó que su olla funciona con la eficiencia y calidad propias de estos equipos.  
  
Actualmente en la provincia se reportan más de 12 mil electrodomésticos de cocción sin funcionar, lo cual indica que es impostergable la necesidad de poner en práctica soluciones locales e integrales, hasta llegar a producir  piezas homologables con las originales.(AIN)