Concluyó proceso asambleario del Partido en las provincias

Concluyó proceso asambleario del Partido en las provinciasFue calificado de fructífero por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, quien expresó que la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución “nos lleva a que cada uno, sea o no militante, haga en su lugar lo que le corresponde”

El Partido está en el deber de llevar un control efectivo, de alertar a tiempo, con argumentos sólidos, conociendo qué pasa en los organismos, para eliminar lo que afecte la buena marcha del plan de la economía y el cumplimiento de los acuerdos alcanzados.

Así se expresó el también Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al clausurar la Asamblea del Partido en La Habana, la cual cerró la fase iniciada el pasado 20 de mayo y que dio continuidad al VI Congreso del Partido.

Al evaluar esa etapa, dijo que "en sentido general, cada una de las asambleas han tenido un contenido similar, respetando las características de cada provincia, de acuerdo al enfoque, al método y al estilo con que se han celebrado. No han quedado como nos hubiera gustado a todos, pero sí podemos decir que nos sentimos satisfechos porque se ha notado el cambio que estamos pidiendo, tanto en el informe previo a la Asamblea, como después al momento de la discusión. Se han caracterizado por ser críticas, sin hablar de los logros, sin soslayar o evitar el reflejo de los problemas".

Comentó que los informes han sido críticos y autocríticos y los comparó con otros procesos anteriores de este tipo, en los cuales justificábamos o tratábamos de amortiguar las deficiencias.

"En este sentido podemos constatar el avance, pero lo más importante es darle continuidad a ese método, a ese estilo de trabajo, para erradicar los problemas, sin tener que abordar todo, ni referirse a todos los sectores, como se hacía anteriormente. Se miraba más hacia afuera que hacia dentro, lo contrario de lo que ahora se realiza", acotó.

Señaló que los enfoques de la dirección del Partido han sido plasmados con argumentos y críticas a quienes han incumplido o no cumplen todavía.

Advirtió que "tenemos que ser objetivos. Cuando hablamos de cambios, en algunos casos serán graduales, no podrá ser de un día para otro, pero no podemos permitirnos un retroceso".

Señaló que "debemos empezar a hablar en la forma en que hemos discutido, para aplicar los cambios que se le exigen al Partido en su trabajo, sin dejar de alertar, apoyar y controlar todo lo que ocurre en su radio de acción. Poner su máximo empeño en conocer cómo marcha el trabajo de los administradores, sean militantes o no".

Recordó que se había concebido celebrar las asambleas municipales en el venidero mes de septiembre. "Analizamos y comprendimos que los trabajos de la conferencia nos iban a sustraer mucho tiempo y no íbamos a poder llevar las dos cosas a la vez, además de alejarse del VI Congreso. Por eso decidimos posponerlas para el próximo año y a la par de las asambleas provinciales, desarrollar los Plenos ampliados de los comités municipales para tratar el tema de la economía. Hacerlos ahora para luego realizar el proceso con los secretarios generales de las organizaciones de base y después en los centros de trabajo para que estén preparados al momento de implementar en cada nivel y lugar los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución", argumentó.

Ya casi todas las provincias han terminado los plenos ampliados en los municipios. Puntualizó que se han celebrado hasta la fecha 164 plenos municipales para darles continuidad a los acuerdos del Congreso y especificó que aún faltan cuatro.

Puso énfasis en que, con estas reuniones y lo que se debate en ellas, el Partido puede prepararse bien a nivel de municipio, de provincia y de país, antes de llegar a la Conferencia.

En cuanto a las reuniones de los secretarios generales, informó que fueron celebradas 474 de las 603 que deben tener lugar en toda la nación, y que ya se están dando las reuniones en los centros de trabajo.

Refiriéndose a la Conferencia dijo, que antes de su celebración habrá momentos importantes, pues los temas que correspondan serán tratados con el pueblo, y todos con los militantes; vamos a analizar el papel que deben jugar las organizaciones de masas y su relación con el Partido; también cuestiones que debemos ajustar para eliminar los excesos de reuniones, tareas y comisiones que hoy no tienen razón de ser, ya que fueron concebidas décadas atrás. Métodos que se mantienen en algunos lugares, y que diluyen las responsabilidades que les corresponden hacer a determinadas estructuras de Gobierno o del propio Partido.

Todo esto lo vamos a abordar como complemento de lo que apreciamos en estas asambleas.

Señaló que estamos aplicando modificaciones al trabajo de los instructores. Fue algo novedoso porque el Partido creció y las organizaciones de base no se podían atender desde los comités municipales. Manifestó que después de casi tres décadas, debemos perfeccionar su labor hacia un cambio de contenido, con el propósito de que estos permanezcan más tiempo en los centros de trabajo que tienen asignados, de tal forma que puedan desarrollar a plenitud sus deberes y contribuyan a fortalecer la actividad de los centros donde actúan.

Debemos probar al máximo nuestra capacidad e inteligencia a todos los niveles de nuestra organización.

Reiteró que las asambleas han cumplido con su cometido y solicitó que la reunión no fuera el único momento para discutir los temas planteados.

"Queremos pedirles a los delegados a las asambleas que le den continuidad a su trabajo, que se sigan sintiendo delegados en sus centros de trabajo; necesitamos la participación activa de los cuadros del Comité Provincial y sus integrantes, no solo en reuniones o para recibir un informe, sino asumiendo tareas, aportando los conocimientos de acuerdo con la experiencia adquirida en sus especialidades y responsabilidades que reflejen los problemas de la sociedad y de su centro de trabajo. De esa manera, se llegará a acuerdos que respondan a lo que nos indicó el compañero Raúl, que para cada problema y su solución hay que tener los oídos y los pies pegados a la tierra, con el objetivo de que los esfuerzos tengan resultados", afirmó.(Granma)