24 de febrero de 1895: Un reinicio de esperanzas para Cuba

24 de febrero de 1895: Un reinicio de esperanzas para CubaEl 24 de febrero de 1895 se reinició la lucha armada por la independencia de Cuba , uno de los acontecimientos más importantes ocurridos a finales del siglo XIX,  preparada y pensada principalmente por el apóstol de todos los tiempos, nuestro  Héroe Nacional José Martí .

Esta guerra, continuación del proceso revolucionario iniciado por Carlos Manuel de Céspedes, el 10 de octubre de 1868 , en La Demajagua y seguida por patriotas como Ignacio Agramonte , Antonio Maceo y otros que derramaron su sangre por la libertad de esta tierra, fue la esperanza para ese pueblo que veía en la figura de Martí su líder indiscutible, después del fracaso de la Guerra de los Diez Años.

Como principal organizador de aquella contienda el Maestro estudió con profundidad las causas y factores que propiciaron los reveses de los cubanos entre 1868 y 1880; trabajó ardua e intensamente para dar solución a los principales problemas que se confrontaron y elaboró las concepciones político – estratégicas que sirvieron de base a la guerra de 1895.

Al llamado de Martí y el Partido Revolucionario Cubano en  este día, nuestro pueblo se lanzó a la manigua  a conquistar su independencia, extendiéndose la guerra rápidamente, primero en la indómita región oriental y, después de la llegada del Apóstol,  Gómez y Maceo, hacia otros territorios del país.

Efectos devastadores causaron los combates ocurridos de un apunta a  la otra de la Isla. La base económica que sustentaba el mantenimiento del régimen colonial, quedó desarticulada, la producción de azúcar, tabaco y otros productos agrícolas fue destruida.

En esa lucha se lograron importantes e indiscutibles victorias militares sobre el adversario como fueron la invasión de Oriente a Occidente, la batalla de Mal Tiempo, Calimete, la toma de Guáimaro, las Tunas y Guisa por Calixto García. Las campañas de La Circular, La Lanzadera y la Reforma por el general Máximo Gómez. Los combates de Maceo en Pinar del Río, esas y otras ofensivas  se incluyen dentro de la gran memoria histórica de nuestro país, en la pelea por lograr su independencia.

Hoy  como en aquellos años se levantan estos hombres con la dignidad y  el patriotismo que los caracteriza frente a las dificultades y las amenazas, decididos a mantener la independencia con la misma entrega y pasión con que se lanzaron a conquistarla aquellos cubanos, un 24 de febrero, al llamado de Martí.
(Glendys Santiesteban Revolta* / Radio Santa Cruz)
* Estudiante de Periodismo