Los imperialistas no pueden con Fidel

Los imperialistas no pueden con Fidel¡Fidel, Fidel! ¿Qué tiene Fidel que los imperialistas no pueden con él?

Así han tarareado cubanos y extranjeros desbordados ante la certeza de cualquier afirmación o denuncia hecha por el líder de la Revolución cubana en innumerables ocasiones.

Hoy sería otro día propicio para entonar tal estribillo, pues la reflexión publicada ayer en el sitio digital Cubadebate, pone al descubierto de forma preclara, la verdad incuestionable del porqué Estados Unidos negocia instalar bases militares no solo en América Latina, sino en cualquier parte del mundo donde hayan recursos naturales que robar y/o procesos revolucionarios que acallar.

Fidel, con más de ocho décadas de vida fecunda, dedicadas a luchar, a veces con viento a favor y otras en contra, por hacer un mundo mejor, desde la trinchera de ideas y con la pluma como arma de combate, sigue siendo una espina atravesada en la garganta del imperio.

Porque para él no hay medias tintas, mientras otros tratan de edulcorar, adornar e incluso adulterar el mensaje que dan a sus pueblos, Fidel se dirige directamente al grano, poniendo a disposición de la opinión pública, las evidencias incuestionables de sus planteamientos.

¡En cuántas oportunidades han tratado de eliminarlo físicamente! No les conviene que alguien contrarreste sus mentiras, que alerte eficazmente, que desenmascare los intereses imperiales.

Fidel hace mucho tiempo es parte de la historia, es muy difícil que hasta en los más recónditos lugares de este planeta no le conozcan y le admiren sus cualidades de líder, estadista, revolucionario y ser humano; la valentía para encarar y desafiar a los poderosos.

Por eso, a despecho de enemigos y detractores seguirán preguntándose ¡Fidel, Fidel! ¿Qué tiene Fidel que los imperialistas no pueden con él? (Por: Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz)