[:es]Vincent Van Gogh y su genialidad bipolar[:]

[:es]

La Habana, 31 mar .-El pintor holandés Vincent Van Gogh, diagnosticado póstumamente con trastorno bipolar o maníaco depresivo, nació el 30 de marzo de 1853, razón por la cual la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares (ISBD, por sus siglas en inglés) instauró esta fecha como el día mundial de este padecimiento.

 

Sus obras asombran a millones de personas en el mundo y aunque el artista vendió solamente una pintura durante toda su vida, la influencia de su obra lo convirtió en uno de los mayores exponentes del postmodernismo. Cuentan que el consumo excesivo de alcohol, sus malos hábitos alimenticios y el deterioro de su relación con el pintor Paul Gauguin, desencadenaron en Van Gogh un estado de psicosis.

No fue coincidencia que, en diciembre de 1888, justo cuando terminó su amistad con Gauguin, el artista holandés cortara el lóbulo de su oreja izquierda y posteriormente se suicidara con 37 años, el 27 de julio de 1890, en la localidad francesa de Auvers sur Oise, cerca de París.

Una investigación publicada en la Revista Británica de Psiquiatría, British Journal of Psychiatry, refleja que los conocimientos existentes sobre la personalidad de este artista hacen posible trazar un diagnóstico preciso sobre el trastorno bipolar que lo afectaba.

Sin embargo, el estudio señala que este diagnóstico no interfirió en el ingenio de la obra que hizo, aunque sí pudieron estar mezclados en determinado momento.

De acuerdo con la publicación, a mayor capacidad intelectual de un individuo, mayor es el riesgo que tiene de desarrollar un trastorno bipolar.

La bipolaridad está caracterizada por fluctuaciones extremas del estado de ánimo, con períodos de excitabilidad y manía, y de depresión intensa.

Las personas con este padecimiento a menudo experimentan respuestas emocionales inusualmente fuertes, lo que podría contribuir a su talento en campos como las artes plásticas, la música o la literatura.

El artículo muestra que los individuos con hipomanía -ánimo persistentemente expansivo e hiperactivo- por lo general tienen niveles de energía extraordinarios y pueden mantenerse concentrados durante períodos más largos de tiempo.

Se estima que la prevalencia mundial del trastorno bipolar parece ser mayor en hombres que en mujeres y, según la Organización Mundial de la Salud, es la sexta causa principal de discapacidad en el mundo.

Generalmente comienza en la adolescencia o en la adultez temprana, rara vez se inicia durante la niñez o tan tarde como a los 40 o 50 años.

Sus causas principales incluyen tanto factores biológico-genéticos (hereditarios) como ambientales (estrés), que al presentarse en conjunto producen la aparición de la enfermedad.

Estos episodios, que pueden llegar a requerir hospitalización, interfieren de forma significativa en la vida cotidiana del paciente y en su entorno, y tienen una importante repercusión en su salud, relaciones personales, funcionamiento y calidad de vida.

El Día Mundial del Trastorno Bipolar tiene como objetivo generar conciencia internacional sobre las personas con este síndrome y eliminar el estigma social asociado a la enfermedad.

Por ello, cada 30 de marzo el mundo apoya la causa de estos pacientes y recuerda a Van Gogh como uno de los artistas más importantes de la historia con una genialidad bipolar.

(Tomado del semanario Orbe)

[:]