Villa de Verano del sistema educacional santacruceño mantiene excelente servicio

Siempre amiga es la luz del ardoroso período estival, consejera de los vacacionistas. Ellos y ellas la siguen de buena gana sin perder el derecho de disponer hacia dónde desean ir.

La Villa de los Exploradores Marinos Playa Bonita, perteneciente al sistema educacional de este territorio, acoge a escolares, maestros y sus familiares a través de un programa de rotaciones extendido a una semana. Así tienen la oportunidad de deleitarse en esta animada etapa dedicada al XlX Festival de la Juventud y los Estudiantes, la mayor cantidad de estas personas, vecinos en su mayoría de comunidades intrincadas.

Esta instalación ubicada en el poblado La Playa, garantiza a los acogidos confortable albergamiento. “Además les ofrecemos desayuno, almuerzo, comida y meriendas a precios módicos en los horarios establecidos, para mantener el excelente servicio al cual no hemos comprometido”, expuso Eduardo Izaguirre Piñero, administrador del inmueble.

Anniel Martín Viamontes disfruta como muchos niños cubanos el verano. “Porque acumulé en el índice académico 96,8 puntos. Me quedan varios días de las vacaciones, iré a otros lugares. En septiembre comenzaré los estudios en la escuela secundaria básica Asamblea de Santa Cruz, de La Jagua. Priorizaré los contenidos que me enseñen los profes en séptimo grado”.

Mireya Viamontes Rondón es educadora del tercer nivel de la primaria Algérico Lara Correa, de la comunidad Jesús Suárez Gayol. Tiene motivos para manifestar sus gozos.

“Mi hijo Anniel me da grandes alegrías además mis estudiantes aprendieron con calidad las lecciones. Estoy acompañada de algunos de mis seres queridos en este bello lugar. No nos falta nada. Es extraordinario el trato de los compañeros de servicio”.

La hermana de Mireya, Adisleida Viamontes Rondón es la psicopedagoga de la secundaria básica urbana Noel Fernández Pérez, de Camagüey. “No extrañamos el hogar. En la villa todo está ordenado y limpio. Traje conmigo a mi pequeño Randi González Viamontes”.

“He venido varias veces a Santa Cruz del Sur. Aquí vive mi abuelo y un tío mío. Le ratifico que me gusta hacer estancias por acá. El sol y el mar en este lugar son únicos”, comentó Randi.

Yaumara Delgado Tamayo, pedagoga del plantel de enseñanza primaria La Demajagua, de Cándido González, también se recrea acompañada de Yoán, el pequeño sobrinito y su esposo Luis Francisco Plasencia.

“Estamos “tostaditos” del sol. Todos los días venimos al balneario Las Brisas al igual que los demás compañeros alojados. Qué bien nos sentimos viendo  gente conocida, por ejemplo las muchachitas del laboratorio del policlínico Ernesto Che Guevara.

“Playa Bonita” dedica los meses de julio y agosto a garantizar el esparcimiento de los colegiales, el personal docente y los familiares más allegados. En el transcurso de la fogosa temporada por allí han pasado 289 discípulos y una cifra superior a los 160 trabajadores de distintos colegios.