Viaje de Trump y encuentro con Putin acaparan la atención en EE.UU.

Washington, 8 jul.- El viaje al extranjero que concluirá hoy el presidente Donald Trump acaparó esta semana la atención mediática en Estados Unidos, sobre todo ante las expectativas generadas por el encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

 

El jefe de la Casa Blanca llegó el miércoles a Polonia, donde al día siguiente se reunió con el mandatario anfitrión, Andrzej Duda, y participó junto a líderes de Europa Central, el Báltico y los Balcanes en la Iniciativa de los Tres Mares, con sede en Varsovia.

Durante su estancia en la capital polaca, el republicano también pronunció un discurso en la Plaza KrasiÅ„ski y allí expresó que las naciones occidentales deben hacer frente a males como el terrorismo y la burocracia gubernamental.

En esa intervención, Trump presentó una visión rígida de un choque de civilizaciones y defendió su posición contra la inmigración ilegal, al considerarla parte del esfuerzo general para preservar a Occidente.

Tras concluir el jueves su visita a Polonia se dirigió a la ciudad alemana de Hamburgo, para asistir durante viernes y sábado a la Cumbre del Grupo de los Veinte (G20) y mantener reuniones bilaterales con varios líderes participantes en la cita.

El más esperado de esos encuentros era el previsto con su par ruso, el cual se prolongó ayer por dos horas y 15 minutos.

Al inicio de la reunión Trump dijo esperar muchos hechos positivos para Rusia y Estados Unidos, y consideró un honor la celebración de ese diálogo, mientras su interlocutor afirmó estar encantado de conocerlo personalmente y deseó que pudieran alcanzar buenos resultados.

En declaraciones ofrecidas luego a la prensa por el secretario norteamericano de Estado, Rex Tillerson, y el canciller ruso, Serguei Lavrov, se conoció que ambos líderes hablaron sobre el acuerdo para crear una zona de distensión en el suroeste de Siria, que entrará en vigor a partir de mañana.

De acuerdo con el jefe de la diplomacia estadounidense, se trata de un memorando bien definido y la primera indicación de que los dos países son capaces de trabajar juntos en Siria y de encontrar muchas áreas para cooperar en el futuro en ese territorio.

Aunque en las conversaciones se refirieron asimismo a otros asuntos como la situación en Ucrania y la República Popular Democrática de Corea, los medios norteamericanos hicieron énfasis en la cuestión de la presunta interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Según Tillerson, Trump introdujo varias veces el tema de los comicios, que mantiene bajo escrutinio a su administración por acusaciones de una supuesta complicidad entre el equipo del mandatario y Moscú, mientras que Putin negó nuevamente cualquier intromisión de su país en el proceso electoral.

En lo que constituyó su segunda gira al exterior, el presidente republicano también dialogó con la canciller federal alemana, Angela Merkel; el primer ministro de Japón, Shinko Abe; y los presidentes de la República de Corea, Moon Jae-in, y de México, Enrique Peña Nieto.