Venezuela: el pueblo está en la calle defendiendo a Nicolás Maduro

Por Luis Beaton

Caracas, 30 may.- El pueblo está en la calle defendiendo a Nicolás, es el grito que se escucha hoy aquí en la capital desde horas tempranas como respuesta a los intentos de grupos opositores de traer la violencia al centro de la urbe.

 

Desde la salida de los primeros rayos del sol se mantienen frente a la sede del Ministerio Público, al lado del Ministerio de Relaciones Interiores, Paz y Justicia, en la avenida Urdaneta una entusiasta multitud que entre cánticos y vivas al comandante Hugo Chávez y al presidente Nicolás Maduro, esperan que grupos opositores se acerquen a ‘tomar las calles’.

Esa fue la apelación que lanzó la víspera el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, al desafiar a los chavistas y exhortar a su gente a ‘no abandonar las calles’

‘Vamos a responder el día de mañana en la calle de nuestro país, el gobierno debe entender que debe oír al pueblo de Venezuela(…) El que pueda llegar directo a la puerta de la sede (del Ministerio de Relaciones Interiores) llegué directo’, dijo Capriles pero, pasado el medio día ni sombras de los grupos de la oposición.

Capriles también realizó un llamado al pueblo para que coloquen la bandera de Venezuela en los balcones y ventanas de sus hogares como forma de ‘protesta y el rescate de la democracia’, pero ni una bandera blanca, por citar un ejemplo del símbolo de la paz, aparece en los balcones y ventanas de esta céntrica avenida.

Frente al Ministerio Público, decenas de jóvenes al compás de tumbadoras, instrumentos de percusión, claves y ‘guayos’ no paran de tocar y bailar, manifestando que esperan a la oposición en un ambiente en el que está ausente la violencia que caracteriza los piquetes y plantones de la llamada Mesa de la Unidad Democrática(MUD).

Al final, al filo de las 14:00 horas local, una multitudinaria marcha de pueblo, chavistas y no chavista, se sumó a la alegría para marchar hacia el oeste, hacia Miraflores, para expresar su apoyo al gobierno constitucional y a la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente.

Para mañana está prevista otra movilización de los grupos opositores, según dijo Capriles, lo que presuntamente forma parte de la estrategia contra el gobierno constitucional del presidente Maduro, liderada por los sectores más radicales de la MUD y por la Conferencia Episcopal Venezolana.

Mientras esto ocurre, las corporaciones mediáticas mundiales lograron colocar para la opinión pública internacional un perverso relato que acusa al gobierno bolivariano como un brutal violador de los derechos humanos cuando la verdad es que contra Venezuela se ejecuta un plan golpista.

A esta hora, la oposición brilla por su ausencia, y difícilmente sean capaces de enfrentar el reto de la mayoría de los que marchan en apoyo al gobierno.