UEB de Empresa Eléctrica en localidad santacruceña devolverá servicio a Comunidades afectadas

Los más de 200 kilómetros de potencia de la tristemente célebre extinguida Irma, no se aproximan a la pujanza laboral de los 22 linieros que pertenecen a la Unidad Empresarial de Base (UEB) de la Organización Básica Eléctrica (OBE) en este territorio.

“El huracán no nos dañó mucho el sistema, su trayectoria como se sabe fue por la parte norte del país. Las afectaciones hechas a las líneas de los circuitos Santa Teresa, los tres del litoral costero, así como la que garantiza el servicio a la comunidad Cándido González, para ponerlas como ejemplos, se restablecieron de inmediato”.

Juan Carlo Campo Plasencia, director de la UEB, informó de igual manera los esfuerzos hechos para reintegrar a la vía electro energético local la subestación ubicada en el poblado rural Macuto.

Su similar enclavada en Batalla de Las Guásimas, del municipio camagüeyano Vertientes, está conectada al poblado de Cuatro Compañeros, en estos predios, por allí de igual manera se hicieron recorridos, para eliminar los daños.

“Sin embargo, detalló, no se ha podido instalar la corriente eléctrica a Cuatro Compañeros, pues en Vertientes hay varias comunidades con muchas averías, tampoco al Sao, situado en intrincada área de Haití. Trabajaremos cuanta horas sean precisas para devolverle el bienestar a esos habitantes”.

Los jóvenes linieros Luís Morales Pacheco y Nolesbel Hidalgo Nápoles expresaron estar dispuestos a ayudar a cualquier municipio de la Isla dañado por el evento meteorológico.

Ya se designaron seis de ellos, también el jefe de operaciones de la OBE, aquí, para apoyar los trajines recuperativos en la localidad agramontina de Carlos Manuel de Céspedes.