Trump evaluará situación en Puerto Rico tras días de polémicas

Washington, 3 oct.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viajará hoy a Puerto Rico para evaluar los daños y las labores de recuperación tras el paso del huracán María, que dejó gran devastación en la isla caribeña.

 

El mandatario republicano llegará al territorio que tiene la condición de Estado Libre Asociado de su país al mediodía de este martes y recibirá un informe sobre los esfuerzos de ayuda en la Base Nacional Aérea Muñiz, en San Juan.

De acuerdo con su agenda para esta jornada, luego se encontrará con personas afectadas por el organismo tropical, que golpeó a la isla el pasado 20 de septiembre.

Como parte de su estancia se reunirá también con los gobernadores Ricardo Rosselló, de Puerto Rico, y Kenneth Mapp, de las Islas Vírgenes estadounidenses, otro de los territorios de esta nación fuertemente afectados por el huracán.

Antes de regresar en la tarde a Washington DC el jefe de la Casa Blanca saludará al cuerpo de marines.

‘Mañana temprano me iré a Puerto Rico con la primera dama (Melania Trump). Vamos a ver a todos los primeros socorristas, a los militares, a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias y, francamente, lo más importante, vamos a ver a la gente de Puerto Rico’, manifestó ayer.

Nunca ha habido un pedazo de tierra que hayamos sabido tan devastado. Los puentes están abajo, las telecomunicaciones eran inexistentes y están en muy, muy mala forma. La red eléctrica fue totalmente destruida, expresó el gobernante.

El viaje de Trump a Puerto Rico ocurre tras jornadas de polémica en torno a la respuesta de su administración a la crisis en la tierra boricua, donde solo un cinco por ciento de la población cuenta actualmente con energía eléctrica y se espera que esa cifra se eleve a 25 por ciento dentro de un mes.

A principios de la semana pasada el jefe de Estado recibió fuertes críticas tras pasar varios días publicando ataques en Twitter contra jugadores de la Liga Nacional de Fútbol americano y no referirse ni una sola vez a la destrucción existente en la isla.

Luego Trump comenzó a tuitear sobre el tema, anunció la visita de esta jornada y resaltó la gestión y el desarrollo de las labores de rescate y recuperación, aun cuando varias voces desde el territorio caribeño demandaban más apoyo de Washington.

El pasado fin de semana volvió a despertar gran controversia al dirigir ataques contra la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien el viernes lanzó un desesperado pedido de ayuda.

‘Nos estamos muriendo aquí. De verdad nos estamos muriendo aquí. Lo sigo diciendo: SOS. Si alguien puede escucharnos; si el señor Trump puede escucharnos, acabemos con esto y pongamos las cosas en marcha’, remarcó la líder local demócrata.

El liderazgo pobre de la alcaldesa y el de otros en Puerto Rico no consigue activar a sus trabajadores para que vengan a ayudar. Quieren que les resuelvan todo, cuando debería ser un esfuerzo de la comunidad, respondió Trump y sus palabras provocaron fuertes reacciones de rechazo.