Un albergado fugitivo y otras historias

2 Vladimir Blancar Diéguez es todo un "caso": estaba evacuado porque su vivienda en Nuevitas fue derrumbada por el huracán Ike, y su esposa Mariluz permanece ingresada en Imías, Guantánamo, donde cuida de su embarazo. ¿Qué hizo el fornido mulato? Optó por abandonar el albergue temporal que le garantizó la Revolución y marcharse a Camagüey. Él defiende sus razones: "Albergado

Read more