Digamos no a la destrucción

0 El ser humano, y con más razón si tiene un pensamiento progresista y revolucionario, no concede espacio al desaliento. No importan las circunstancias que le rodeen o caractericen en determinado instante histórico.   Hoy el mundo vive días de serio peligro a manos precisamente de aquellos intereses que se dicen eternos,   justos, sólidos, únicos, pero los cuales, en realidad,

Read more