[:es]Sobrecumple planes de captura en 2017 flota santacruceña de pesca comercial[:]

[:es]

Santa Cruz del Sur, 10 feb.- La experiencia de las tripulaciones, unida a la voluntad de los más jóvenes que la componen, hicieron lucir la vitalidad de muchas de las 100 embarcaciones de lista quinta de esta localidad, 18 de ellas pertenecientes a la base de pesca Manopla enclavada en la comunidad Haití, al concluir el 2017.

El período cerró con 121 toneladas de pescado capturadas por encima de planificado, de un plan ascendente a 50 toneladas, según informó Miguel Jiménez Meriño, jefe de la flota consignada a la pesca comercial privada.

Las dotaciones de cada nave tienen derecho  ejecutar sus campañas de pesca por siete días. Estas jornadas se encuentran programadas en las tres campañas establecidas cada mes.

Sobresalen en sus quehaceres los pequeños colectivos de los botes El Teo y El Chaco, comandados por Feliciano Suárez Calderón y Julio Núñez Ramos, en el mismo orden. Suárez entregó el calendario anterior en la caseta del puerto nueve mil 195 kilogramos de la escama, mientras que Núñez sobrepasó los 10 mil 400.

“Ya agarramos con nuestras artes de faena al terminar enero, 800 kilogramos entre pargo, serrucho y alguna chopita. Estamos arreglando el motor; pero le aseguro que el Teo va a resultar destacado otra vez”, puntualizó Feliciano.

La familia Los Gatos se esmera por dejar en óptimo estado el corazón mecánico del Aimeé. “Tenemos tradición pesquera, los resultados anteriores lo avalan. En cuanto tengamos todo listo saldremos a trabajar. Vamos a llegar a los 200 mil 400 kilogramos convenidos”, aseveró Reynaldo Arteaga.

Más de 80 especies, de acuerdo a sus manifestaciones, le venden a la Empresa Pesquera e Industrial Sureña (EPISUR) los hombres de sol y salitre de la flota dedicada a la pesca comercial privada, entre las que se encuentran la cubera, guasa, ronco, bajonao, tiburón, sardina, cherna, aguají, agujón, sábalo, entre otras.

“El pago a estos pescadores, explicó Jiménez Meriño, se realiza el mismo día que efectúan la entrega en la caseta del puerto. El valor monetario está fijado, añadió, por el tipo de pescado y su peso en kilogramos. Por ejemplo un kilogramo de sierra- serrucho asciende a 25 pesos, mientras el de chopa y ronco a 3.60 centavos”.

Para la actual etapa el plan se eleva a las 60 toneladas. Los anzuelos se lucieron en enero al poner sobre la pesa cuatro mil 839 toneladas de las distintas variedades de la escama. La experiencia aliada a la voluntad continuará dando mayores aportes.

[:]