Ser delegado de circunscripción no entraña privilegios

Santa Cruz del Sur, 11 May. -Sostén político de la Revolución Cubana y de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) es el delegado de circunscripción. Aunque no es un profesional en ese quehacer tampoco recibe beneficios económicos ni privilegios por desarrollar la valiosa responsabilidad. Es esta otra de las esenciales características del sistema político respaldado por el pueblo de esta Isla.

En el capitulo XXl, artículo 21 del Manual de funcionamiento de la Asamblea Municipal del Poder Popular, el presidente del Parlamento a ese nivel exige a las entidades administrativas la creación de condiciones que permitan a los delegados efectuar contactos con el dirigente o el funcionario competente para analizar los asuntos que al elegido por el electorado de la comunidad le interesa conocer, a fin de dar respuestas concretas a los planteamientos de la población.

Le corresponde a ese hombre o mujer, consciente gestor de lo que preocupa e insatisface a los que los eligieron, convocarlos para debatir e informar sobre asuntos que resultan de interés.

Utilizan ese encuentro para conocer los estados de opinión de los factores sociales, relacionados, por ejemplo, con el funcionamiento de la producción y los servicios. De igual manera se interesan por los problemas y criterios que tienen que ver con los trabajadores, estudiantes, jubilados y demás entes.

Todo ello le aporta al delegado una dosis informativa, permitiéndole formalizar propuestas para promover la toma de decisiones.

Con esas particularidades continúa el lV proceso de rendición de cuentas correspondiente al décimo sexto periodo de mandatos del Órgano de Gobierno (OG), que inició a principios del mes anterior por la circunscripción 61de este emporio local, a cargo de Pedro Nilo Alfaro Pacheco.

Al 85 % de cumplimiento se comportan estas asambleas en la base. De las 382 a ejecutar en los 9 Consejos Populares, se han efectuado 297.