Se acrecientan en las ideas revolucionarias estudiantes de Politécnico santacruceño

Santa Cruz del Sur, 26 abr.- Soñadores objetivos de las ideas que defienden en las mismas palabras son los 235 estudiantes de ambos sexos matriculados en el Instituto Politécnico Raúl Rodríguez Moreno, de esta localidad. En su accionar en las aulas y las distintas actividades realizadas en el plantel con vistas al Primero de Mayo, hay felicidad confirmada.

“Nos engrandecemos como revolucionarios desde el estudio, el ¡No! al fraude, el respeto a los educadores, el amor a la familia. Cuidamos los medios de enseñanza porque de igual manera protegeremos los laborales una vez graduados”, comentó Daileri Tornet Pérez, alumna del primer año de la especialidad Elaboración de Alimentos.

Vamos a la celebración del Día Internacional de los Trabajadores altamente motivados, porque somos Federación Estudiantil de la Enseñanza Media (FEEM). Sabemos lo que significa ese festejo para la patria: Unidad, fortaleza, invariable   sentimiento patrio, señalaron Jesús Morales Gamboa y Dariel Ruz Ley, discípulos de elaboración de alimentos de productos de la industria alimentaria.

El apoyo del instructor de artes plásticas del colegio vuelve a ser elemental para confeccionar algunos de los carteles que llevarán el estudiantado y maestros. “La  militancia del plantel también coloca entusiasmada el granito motivador”, dijo Iván Villavicencio Castellanos, secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y técnico del laboratorio de computación.

Las guardias “viejas” por parte del colectivo escolar incrementan el orden del plantel. Ni las hojitas secas más pequeñas quedan sobre el césped del inmueble. Cadenetas, frases de Fidel, consignas, se adueñarán en breve de las paredes del “Raúl Rodríguez Moreno”.

Al cierre del segundo corte evaluativo, iniciado en marzo hasta la primera quincena de abril, los alumnos alcanzaron el 91,4 % de promoción en los trabajos de controles parciales, reveló Sheila Caro Tamayo, subdirectora de trabajo educativo.

“Fiscalizamos la calidad de las clases, el estudio individual de los escolares. Exigimos, al mismo tiempo, la puntualidad al centro,  el correcto uso del uniforme escolar, la aplicación de valores en la práctica cotidiana. Esos y otros indicadores los analizamos en las reuniones de padres y las asambleas integrales de la FEEM”, aseveró.

Asistiremos a  la colorida conmemoración del proletario con un claustro de profesores más preparados y un proceso docente-educativo armónico, aseveró Caro.