[:es]Santacruceños seguirán en 2018 como un firme baluarte de la Revolución[:]

[:es]

Editorial.

Convocados hoy a celebrar un aniversario más del triunfo de la Revolución, expresamos nuestra profunda y gran alegría por los éxitos en la etapa que culmina. No han sido pocas las dificultades de índole material, objetivas y subjetivas por las que hemos atravesado para enfrentar un período lleno de retos y compromisos, conscientes de que hoy el mundo vive un momento difícil de crisis, donde la hegemonía de los países ricos se levanta como una barrera infranqueable frente a las naciones pobres y desposeídas, y para los pueblos como el nuestro que hace ya 59 años decidieron tomar su derrotero y conquistar por sus propios medios el desarrollo al que aspira toda nación soberana.

Luchar contra el Gigante de las siete leguas no ha sido fácil, ese que nos ultraja y nos impone su bloqueo por casi seis décadas, aún a pesar del reclamo mundial y de las victoria obtenidas en las votaciones de las Naciones Unidas para suprimir esa agresión por parte de los Estados Unidos.

Pero los cubanos andamos por la senda de la creatividad, la reestructuración social y económica, con  la aplicación de otros capítulos del Proyecto de Lineamientos, medidas que abren el diapasón a la economía y la sociedad cubana contemporánea, en las que se pone de manifiesto que hoy el propósito de la Revolución es seguir adelante, como expresara el presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro Ruz andar “…sin prisas pero sin pausas…”, para avanzar en la infraestructura económica  y social.

Para eso se trabajó a lo largo del 2017, y es la meta del nuevo año, desde cada rincón de nuestra tierra, desde cada puesto de trabajo, ser partícipes y protagonistas de una nueva forma de labor, en aras de optimizar los renglones más importantes de la economía y la sociedad, para avanzar en el perfeccionamiento de nuestro sistema socialista cubano, suprimiendo posiciones negativas y escépticas, y eliminando todo tipo de indisciplinas y violaciones que constituyan obstáculos y frenos en esta nueva etapa de la Revolución Cubana.

Los santacruceños, como dignos herederos de nuestras mejores tradiciones de lucha y de combate, en la defensa y la producción, seguidores del ejemplo de nuestro patriota insigne, Aniceto Recio Pedroso, Comandante del Ejército Libertador y escolta personal del Mayor General Ignacio Agramonte, durante este año supimos marchar adelante hacia los retos y salir airosos en un número importante de frentes de combate.

El 2018 será un año más de compromisos, y los santacruceños, estamos dispuestos a elevar el esfuerzo y aporte al territorio desde cualquier trinchera de combate, y demostrar que el pueblo de Santa Cruz del Sur es un firme baluarte de la Revolución.

Feliz 2018, ¡Viva la Revolución!, ¡Vivan Fidel y Raúl

¡Hasta la victoria siempre![:]