Resaltan virtudes de la caña de azúcar y su biomasa como energía

La Habana, 3 jul.- La caña de azúcar es una de las plantas de mayor índice de conversión de la energía solar en biomasa, hasta tal punto que es considerada un pozo de petróleo verde, opinó en esta capital una experta del Grupo Azucarero AZCUBA.

Bárbara Hernández Martínez, directora de Generación Eléctrica de esa entidad, atribuyó importancia a la gramínea por el hecho de que es la base del desarrollo de la industria y produce el azúcar y la biomasa para generar vapor y electricidad.

Esta última engendra bagazo o residuo del proceso industrial y paja, un subproducto de la cosecha, comentó en declaraciones a la ACN.

Añadió que el sistema empresarial AZCUBA es el encargado de producir azúcares, electricidad, alcohol, alimento animal, tableros de bagazo y bioproductos en sus áreas de 934 mil hectáreas en el país y su programa de desarrollo cañero.

Precisó que exporta azúcar y alcohol, en tanto comercializa en el mercado nacional 20 productos derivados de la caña, equipos, y componentes que fabrica en su Empresa de producciones mecánicas ZETI, además de excedentes eléctricos del proceso fabril a la Unión Eléctrica.

En total, su sistema agrupa a 13 entidades, 56 centrales en la mayoría de las provincias cubanas, salvo en Pinar del Río y la Isla de la Juventud, y 10 refinerías, capaces de producir 400 mil toneladas de azúcar refino por año.

Posee también 11 destilerías, con posibilidades de obtener de 50 mil a 90 mil litros de alcohol por día y capacidad de mil 500 GWh de electricidad al año, una parte de la cual utiliza en sus instalaciones y el resto va a parar al sistema electro energético nacional.

A partir de las fuentes renovables de energía, la biomasa cañera es una prioridad estratégica para Cuba en virtud de la proyección de elevar su aporte de 3,5 % a 14 % en la matriz energética nacional, que depende hoy día básicamente del petróleo, que en la Isla no se produce todo el necesario.

En la zafra 2016-2017 entraron en acción 54 centrales, de ellos 42 produjeron comparativamente una mayor cantidad de azúcar y el mejor desempeño, contradictoriamente fue para el más antiguo, el “Panchito Gómez Toro”, situado en la provincia de Villa Clara.

Desde su comienzo en noviembre pasado hasta su reciente terminación, la producción azucarera experimentó un crecimiento del 20 %, a pesar de la escasez de precipitaciones.

Villa Clara fue la más destacada de las 13 provincias que intervinieron en la campaña. (ACN) (Foto: Archivo)