Réplica de boina del Che Guevara honra en Cuba a colectivos destacados

Santa Clara, 8 may.- Aunque en la primera etapa del Che en la Sierra Maestra aparece en fotos sin cubrirse la cabellera, y también se le vio con una gorra de visera que usara en la invasión hacia la zona central, fue la boina negra la prenda que más lo distinguió.

Aunque el médico argentino-cubano fue de los primeros guerrilleros ascendidos a Comandante del Ejército Rebelde, no es hasta después de su llegada al lomerío del Escambray, el 16 de octubre de 1958, que se le puede observar en una foto montado en un mulo, con una boina negra.

A la boina, utilizada durante la liberación de los pueblos en la denominada Campaña de Las Villas, se le incorporó la estrella de cinco puntas con los grados de Comandante del Ejército Rebelde, con la que aparece en la famosa foto de Korda.

Dada la vinculación del Comandante Guevara con la provincia de Villa Clara y todo lo que representa para los pobladores de este territorio central, desde hace varias décadas se adoptó la boina del Che como símbolo de combate y honor que se entrega a los centros dignos de tan valiosa prenda.

En ocasión del aniversario 50 del asesinato del Che en Bolivia y a dos décadas del regreso de sus restos a la ciudad de Santa Clara, este año surgió la iniciativa de crear un movimiento de participación popular que impulse las principales tareas de la provincia para honrar al Guerrillero Heroico.

Desde el 16 de abril último se puso en práctica la idea de rotar por los centros que más se destaquen en el territorio, una de las tres réplicas de la boina del Che, lo que constituye un alto honor y compromiso para los colectivos que se hacen merecedores del preciado reconocimiento.

El primer centro en recibir la boina del Che fue el central Panchito Gómez Toro, de Quemado de Güines, ingenio pionero en el cumplimiento del plan de producción de azúcar en el país, al que siguieron el Carlos Baliño, también cumplidor del plan de azúcar crudo y ecológica, y otras industrias del sector, a las cuales siguieron unidades del Comercio con buenos resultados.

Otra réplica fue recibida en Güinía de Miranda, primera localidad liberada por el Che y sus hombres en el territorio central, donde existe una meritoria labor comunitaria en cuanto a la higiene y embellecimiento,  posteriormente continuó a Báez y otros poblados.

Una tercera urna con la boina se desplaza por escuelas y unidades militares de la provincia, donde las organizaciones políticas y los colectivos la reciben con solemnidad y sano orgullo. (ACN) (Fotos: Archivo y http://www.cmhw.cu)