Recordando a Máximo Gómez en Santa Cruz del Sur

La historia, expresó José Martí,  no es cera que se amolda en caprichosas manos. Ni cabe en obra severa fantasear sobre motivo histórico.

Según las anotaciones del libro Santa Cruz del Sur en las guerras de independencia, escrito por Vilfredo Ávalo Viamontes y Emilio Ricardo Fonseca Amador, supo este reportero de algunos movimientos combativos del General Máximo Gómez Báez por estas tierras del sur camagüeyano.

El 13 de julio de 1873, el jefe mambí después de recorrer varios sitios de este entorno, entre ellos Sabanilla y La Jagua, dio la orden de cortar un tramo de la línea telegráfica en La Deseada, entorpeciendo la comunicación entre Puerto Príncipe (hoy Camagüey) y el territorio santacruceño.

Tres días después el aguerrido dominicano se reúne  con el cuartel general de Ojo de Agua. Allí recibe la noticia de la presencia del enemigo a cuatro kilómetros de distancia. Las fuerzas contrarias se encontraban recogiendo ganado vacuno. Al encuentro del adversario salió el líder insurrecto acompañado del Estado mayor y escoltado por 22 jinetes.

Los españoles son perseguidos, siendo alcanzados en El Pilar. Se dispersan los servidores de la Metrópoli con rumbo al poblado sureño, ocupándosele además del ganado, 14 caballos, hamacas y un pequeño convoy de provisiones. Apresaron dos contendientes que luego fueron puestos en libertad. Gómez volvió sin novedad a Ojo de Agua, área donde se detuvo  para descansar.

Después el indoblegable jefe pasa por Cuatro Compañeros, haciendo un alto de dos horas para darle descanso a los equinos.