[:es]Reconocen en Estados Unidos enseñanzas de Fidel Castro[:]

[:es]

Washington, 25 nov .-El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, concedió siempre un gran valor a la unidad, resaltaron en Estados Unidos diplomáticos y activistas latinoamericanos, a propósito de conmemorarse hoy el primer año de su muerte.

 

Ante tantos desafíos, nuestros pueblos solo pueden triunfar si están unidos, de otra forma se produce la derrota, manifestó en entrevista con Prensa Latina el embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Diego Pary.

Esa advertencia de Fidel Castro debemos tenerla muy presente cada día, como también resulta necesario acudir a sus ideas, sus enseñanzas, su capacidad de construir el futuro, sostuvo.

Rememoró que el líder revolucionario, nacido el 13 de agosto de 1926, se anticipaba al porvenir, pues ‘iba hasta allá y después lo contaba para saber cómo actuar’.

En opinión de Pary, el insigne cubano constituye un símbolo, un ejemplo de vida y de gran solidaridad, un verdadero acompañante de los más pobres y los más necesitados en todo momento.

Para nuestros compatriotas, latinoamericanos y ciudadanos del mundo, Fidel Castro es un modelo a seguir, recalcó el diplomático, quien destacó también la relación del Comandante en Jefe con el presidente de Bolivia, Evo Morales, ‘un gran hermano suyo’.

Muchos países se inspiraron en la defensa del decoro y la soberanía nacional por el ejemplo de Fidel Castro, sostuvo el nicaragüense Luis Alvarado, representante permanente interino ante la OEA.

Él rescató la bandera de la unidad latinoamericana frente al imperialismo, y proyectó a Cuba para el mundo con la práctica de la solidaridad militante, expuso.

De acuerdo con Alvarado, el continuador de las ideas del Héroe Nacional cubano, José Martí, dejó un legado inmenso de hermandad, de preocuparse por el otro, de ayudar al necesitado, y de luchar a favor de dejar atrás el subdesarrollo.

A juicio de la embajadora venezolana Carmen Velásquez, encargada de negocios ante el mencionado organismo regional, Fidel Castro nunca bajó la cabeza ante los problemas, siempre tenía una solución por más difíciles que fueran.

Fue un hombre lleno de optimismo en cualquier contexto, y también tuvo el don de la persistencia, lo cual es muy importante para el desarrollo de la vida personal y en la política, consideró.

La diplomática ponderó además los vínculos entre el excelso cubano y el líder de la Revolución venezolana, Hugo Chávez, cuya desaparición física se produjo el 5 de marzo de 2013.

Cuando murió nuestro comandante, Fidel Castro perdió un hijo, así lo sentimos, añadió, quienes presenciamos en su rostro por aquellos días fatídicos una indescriptible expresión de tristeza, de gran dolor.

Fidel Castro llenó todos los espacios, nos demostró con hechos que las causas justas sí pueden triunfar, y ahora sigue siendo bastión de luz para guiarnos por los senderos, aseveró la activista salvadoreña Sonia Umanzor.

Sus ideas nunca morirán pues cuando parece que se pierde la esperanza ahí vuelve el ejemplo de ese gran hombre, capaz de trascender desde una isla pequeña para todo el mundo, acotó.

En Fidel Castro, quien se inmortalizó ante la historia, tenemos una fortaleza, un paradigma, un faro, un sol que nunca se apagará, concluyó la militante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.(PL)

[:]