Putin-Maduro: un oportuno encuentro de socios estratégicos

Moscú, 5 oct.- La reunión en el Kremlin del presidente ruso, Vladimir Putin, con su similar venezolano, Nicolás Maduro, se produce en un momento oportuno, cuando dos socios estratégicos reafirman su intención de reforzar sus lazos políticos y económicos.

 

El tono de las conversaciones pareció darlo la participación de ambos líderes en el primer Foro Internacional Energético o semana energética rusa, que reunió en esta capital y en San Petersburgo a grandes compañías de esa esfera en el orbe, ministros y expertos en el tema.

Rusia y Venezuela estuvieron entre los impulsores de la organización de exportadores de gas, una entidad dirigida a coordinar posiciones de los principales países productores de ese combustible.

Para Putin, el foro energético ‘puede convertirse en una actividad permanente, muy interesante no solo para los profesionales y los principales participantes en ese sector, sino también para los representantes del mercado en el sentido más amplio’.

El mandatario ruso se mostró complacido con la presencia de Maduro en el citado evento que antecedió a las pláticas en el Kremlin, donde Putin recordó que el último contacto con el jefe de Estado venezolano fue en octubre, ‘aunque mantenemos permanente contacto telefónico’, subrayó.

La reunión debía, sin dudas abordar el tema de la inestabilidad creada por la derecha venezolana que pareció atenuarse con la formación de la Asamblea Nacional Constituyente, algo sobre lo que se pronunció favorablemente la Cancillería rusa en los últimos meses.

Le agradezco a Rusia todo el apoyo político y diplomático en los momentos difíciles que hemos enfrentado y que vamos superando, subrayó Maduro.

‘A Venezuela se le ha intentado imponer un modelo para tratar de atrapar las riquezas que posee, pero hay una sola forma de salir de esto, que es con mucho trabajo en el destino de nuestra Patria’, aclaró.

Creo que esta visita es muy oportuna, porque es un periodo de recuperación y estamos viviendo un buen momento, entramos en una nueva etapa. Ahora podemos lograr sintonía con todos los planes de cooperación energética, destacó el jefe de Estado venezolano.

Pero la relación de socio estratégico de ambos países, además de lo político, pasa por la esfera económica, donde la reducción de los precios de los hidrocarburos atentó en gran medida contra el intercambio comercial entre las dos naciones.

En el caso de Venezuela la afectación fue más susceptible por el papel que juega el ingreso petrolero en su economía, agudizado por acciones de sabotaje de la derecha y las restricciones económicas aplicadas por Estados Unidos, principal destino de sus exportaciones de crudo.

En ese sentido, Putin reconoció durante el encuentro en el Kremlin que se produjo un retroceso. Hay una pequeña reducción del intercambio comercial y creo que ahí hay causas objetivas y subjetivas, pero vamos a continuar el trabajo, apuntó.

Los volúmenes de intercambio comercial llegaron a su punto máximo en 2013, cuando ese año cerró con un volumen superior a los dos mil 400 millones de dólares.

Pero para 2016, el intercambio se situó en poco más de 338 millones de dólares y para el primer semestre de este año quedó en unos 16 millones 500 mil dólares, según estadísticas del Kremlin.

Venezuela realizó una ardua labor para un consenso sobre recorte de producción de crudo, no solo dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, sino con los países fuera de ese cártel como Rusia (10 millones de barriles diarios) que también contribuyó.

Ahora el precio del crudo roza los 60 dólares el barril. Los expertos consideran que existen posibilidades para una recuperación del intercambio comercial, donde la esfera energética entre ambas naciones juega un importante papel.

Putin y Maduro, como ocurrió en otras ocasiones, parecieron sellar con el encuentro en el Kremlin los vínculos estratégicos entre dos naciones petroleras y defensoras de un mundo multipolar, estiman aquí expertos.