Promueven en Cuba pesquisa neonatal para detección de Fibrosis Quística

La Habana, 26 abr.- Un estudio piloto para la detección de la Fibrosis Quística (FQ) en Cuba se iniciará en los próximos meses en dos provincias del país, anunció en esta capital un experto del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

En exclusiva con la Agencia Cubana de Noticias, el doctor Fidel Rodríguez Cala, responsable de la Comisión Nacional que lleva a cargo el programa de (FQ) del Programa Materno Infantil, precisó que esa pesquisa se realizará en La Habana y otra provincia y posteriormente se hará extensiva al resto del país.

Desarrollado en el Centro de Inmunoensayo, en coordinación con el Centro Nacional de Genética Médica, este test entrará en la red de pesquisa neonatal, y se realizarán las pruebas a todos los recién nacidos en los primeros 15 días.

Refirió el galeno que mientras más temprano se hace el diagnóstico se podrá aplicar el tratamiento terapéutico y con ello evitar un grupo de complicaciones que aparecen posteriormente, entre ellas las infecciones respiratorias, el principal enemigo en el pronóstico y evolución de la dolencia que en Cuba aqueja a unos 270 habitantes.

Aclaró el experto que después del uso de las técnicas de diagnóstico prenatal la sobrevida y calidad de vida es mucho mayor y se podrá evitar tener pacientes que estén deteriorados.

En Cuba las personas con ese padecimiento se atienden en 15 hospitales del país, de ellos en tres instituciones pediátricas de la capital y el hospital universitario General Calixto García, en el cual el doctor Rodríguez Cala está al frente de la consulta de adultos.

Del total de cubanos con ese padecimiento, el 40,3 de ellos tienen más de 18 años, lo que marca la evolución favorable que han tenido por la atención recibida mediante el programa para ese fin.

Aunque son altamente costosos los tratamientos para la  enfermedad, en la nación antillana se ofrecen de forma totalmente gratuita, significó.

La FQ es una dolencia hereditaria provocada por un funcionamiento deficiente de las glándulas exocrinas, que se caracteriza por presentar signos de enfermedad pulmonar crónica y disfunción del páncreas.

Aunque continua siendo incurable, en Cuba, gracias a los avances médicos de alta tecnología en farmacología y genética, los niños que nacen con FQ tienen más esperanza y calidad de vida que en el pasado.

Existe un abordaje terapéutico multidisciplinario donde se le presta una importante atención a la nutrición del paciente, a la reposición de las enzimas pancreáticas, a la fisioterapia y al uso de los antibióticos, remarcó el especialista.

Rodríguez Cala expuso los resultados del registro cubano de esa dolencia en el  X Taller Nacional de FQ que se desarrolla desde este martes y hasta hoy en el hospital pediátrico docente Centro Habana, con la participación de integrantes de los grupos multidisciplinarios que en Cuba atienden a esos pacientes. (ACN) (Foto: Archivo)