Presidente de cooperativa campesina santacruceña ejemplo para sus asociados

Santa Cruz del Sur, 17 may.- Los 105 socios que laboran la tierra en las 85 fincas enclavadas en áreas de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Pepito Tey de la localidad, en 2016 eligieron a mano alzada a Emilio Barreiro Pantoja.

A partir de ese momento el joven productor comenzó a desempeñar la responsabilidad de presidente de la unidad de base perteneciente a la asociación nacional de agricultores pequeños (ANAP) a este nivel.

“La ejemplaridad es el arma moral de todo hombre, sobre todo cuando le corresponde dirigir como a mí a un colectivo de campesinos dedicados a producir alimentos para el pueblo y su familia”, subrayó el entrevistado.

El reportero tuvo la oportunidad de dialogar con el administrativo cuando recorría la finca de uso colectivo de la CCS, ubicada en terrenos de La Cupertina.

 “En 9.9 hectáreas se cultiva y cosecha el mango de los tipos jaile, superjaile y key. Se ha intercalado la yuca para aprovechar bien la superficie. El pasado año, agregó Barreiro, al producirse la primera parición de la fruta se entregaron al estado 75 quintales”. A pesar de la poca floración de las plantas en el  periodo se esperan mayores utilidades.

Se encuentra atendido el espacio productivo por Adis Milán Castro, su esposo Elmo Francisco Piña Almenares y Arnel Almenares Milán, quienes ponen todo el empeño en el ajetreo cotidiano para mantener en óptimas condiciones el sembradío.

En la “Pepito Tey”, otras ocupaciones de elemental desempeño son  la apicultura, pues sus utilidades le dan ingreso de divisas a la Isla y el incremento de las plantaciones de cultivos varios necesarias para el autoabastecimiento territorial.

Se intensifica el pastoreo de más de dos mil 700 reses, reforzándoles  el alimento con caña y kingrass, algo muy beneficioso para mantener en los parámetros establecidos los planes de envío de leche de vaca a la industria y la entrega de carne al balance anual nacional.

En la cooperativa de créditos y servicios santacruceña se extraerá de las ubres de sus vacas  251 litros, cantidad asignada en el plan de 2019. Pero sus campesinos declararon pueden proporcionar por encima una cifra superior a los diez mil litros.