Presentan nave espacial para transportar personas a Marte

Washington, 2 oct.- Space Exploration Technologies Corporation (Space X), empresa norteamericana de transporte aeroespacial, presentó el Interplanetary Transport System (ITS), un cohete con capacidad para llevar 100 personas a Marte, informó el portal web de la compañía.

ITS será una versión a escala de la primera etapa del conocido Falcon 9, con 49,5 metros de altura y 17 de ancho; y alcanzará una altura total de 122 metros.

Además estará propulsado por 42 nuevos motores Raptor con el objetivo de viajar al planeta rojo en aproximadamente 30 días, señaló el presidente de Space X, Elon Musk, en su cuenta en Twitter.

Dichos motores pueden elevar, para una versión reutilizable, 300 toneladas a una órbita terrestre baja, dos veces más de lo que el Saturno V levantaba.

En las primeras pruebas, el cohete lanzará la nave espacial a la órbita de la Tierra y luego ITS realizará un aterrizaje suave en su lugar de lanzamiento, previsto en la plataforma 39A en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida.

Según Musk, varias naves saldrán hacia Marte. “Cuando ITS esté realmente en funcionamiento, más de mil equipos como éste realizarán la travesía cada 26 meses. La flota colonial podría salir en masa”.

Space X anunció que planea probar esta técnica de aterrizaje durante la próxima misión de la empresa Red Dragon, que mandará una cápsula sin tripulación hacia dicho planeta en mayo de 2018.

También pretende construir una fábrica de energía solar en Marte para usar el dióxido de carbono y el hielo de agua en el aire y el suelo. De esta forma se generará metano y oxígeno, el propulsor del motor Raptor.

Por el momento -aclaró Musk- cada nave espacial volará por lo menos doce veces. La reutilización es el componente clave del proyecto, y debe ser el factor determinante en los precios-que hoy oscilan entre los 10 mil millones de dólares o más por persona.

ITS servirá además para otras misiones como la exploración humana del océano bajo la luna Europa de Júpiter, o el traslado de Nueva York a Tokio en sólo 25 minutos.