Preparativos para la zafra azucarera en varias provincias cubanas

La Habana, 7 ago.- Los preparativos de la zafra 2017-2018 en Cuba comenzaron en varias provincias en la agricultura y en las industrias, sobre todo en la siembra de caña y en la reparación de los centrales que entrarán en acción.
Un de esos casos es el de Guantánamo, cuyos azucareros sobrepasaron en 12 por ciento el plan de siembra de la gramínea con más de mil hectáreas.
Directivos de su empresa azucarera precisaron que tuvieron en cuenta el estimado de la contienda de primavera y delinearon una estrategia para la próxima, la cual prevén se extienda a 140 días, desde diciembre hasta abril de 2018.
En Holguín, sus obreros esperan sembrar en lo que queda de año ocho mil hectáreas de caña, como parte del programa nacional para incrementar progresivamente el cultivo.
La mayor parte de esa superficie se concentra en las entidades productoras de Urbano Noris y Fernando de Dios, cuyos colectivos deberán plantar de conjunto por encima de cuatro mil hectáreas.
El resto correrá a cargo de trabajadores de las unidades pertenecientes al Cristino Naranjo, López-Peña y Loynaz Hechavarría.
Llama la atención que en el caso del Fernando de Dios, que históricamente se incluye entre los de menores áreas por fomentar en esta etapa del año, ahora aparece como uno de los de mayor programa provincial, debido a que no sembró en el primer semestre a causa de la intensa sequía.
A pesar de las afectaciones ocasionadas por ese motivo, en el territorio se plantaron entre enero y junio cerca de ocho mil hectáreas, uno de los mejores resultados en comparación con similares etapas de años anteriores.
Los trabajadores de los cuatro centrales azucareros de Ciego de Ávila registraron el cuatro por ciento de sobrecumplimiento en sus planes de reparaciones para la próxima zafra, en poco más de un mes de labor.
El colectivo del ingenio-refinería Ecuador, del municipio de Baraguá, lideraba hasta el último los trabajos de ajuste y mantenimiento de la maquinaria fabril.
Muy de cerca le siguen los hombres y mujeres del Ciro Redondo, Primero de Enero y Enrique Varona González.
Más del 81 por ciento de las 15 mil 943 hectáreas sembradas con caña este año en Villa Clara están conformadas con surcos de base ancha, una alternativa viable y sostenible para mitigar el impacto del cambio climático y elevar los rendimientos agrícolas.
La técnica consiste en plantar más semillas en cada surco, lo que permite una mayor germinación; además, reduce la presencia de plantas invasoras, según especialistas en la materia.
Los agricultores azucareros laboran con esta técnica desde el 2016, con resultados muy satisfactorios porque aumenta la producción entre 25 y 30 por ciento.
Emplearon en esa labor 14 sembradoras, de ellas seis fabricadas en la Empresa Enrique Villegas, de Santa Clara, con un diseño específico para esa actividad.
Cada una de ellas tiene un potencial diario de siembra de 70 hectáreas, lo que agiliza el trabajo y lo humaniza. (ACN)