Pastores por la Paz reafirman que continuará solidaridad con Cuba


La Habana, 8 sep.- La Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO por sus siglas en inglés) confirmó este miércoles en la capital  cubana la decisión de continuar su trabajo solidario en apoyo a Cuba.
Manolo de los Santos, representante de la organización en la nación cubana, declaró a la prensa que los proyectos humanitarios no dejarán de funcionar a pesar de la reciente notificación de el Servicio de Impuestos Internos de EE.UU. (IRS por sus siglas en inglés), de que se revocará su estatus libre de impuestos por llevar a cabo acciones a favor de la Isla.
Según denunció el vocero de IFCO, la auditoría del ISR comenzó en 2009, en respuesta al auspicio fiscal por parte de esa organización no gubernamental de cargamentos de ayuda humanitaria a Cuba y Palestina.
Calificó ese hecho como un caso de represión, en el cual se demanda a esa misión por llevar apoyo humanitario y desarrollar actividades de amistad con el pueblo cubano, a partir del presupuesto de que se viola la Ley de Comercio con el Enemigo, del Departamento del Tesoro norteamericano.
De acuerdo con De los Santos, esta decisión se notifica en un contexto en el cual EE.UU. y Cuba avanzan hacia la normalización de sus relaciones.
Recordó que desde 1992, IFCO organiza las Caravanas Pastores por la Paz, trasladando hacia la Isla donaciones consistentes en medicinas, material educativo y vehículos, destinados a iglesias, escuelas, hospitales y familias.
De los Santos refirió que no se les puede negar viajar a Cuba ni practicar la solidaridad con este pueblo, y ratificó que continuarán dando la batalla legal, insistiendo en el derecho como ciudadanos norteamericanos y personas de conciencia y fe a actuar en beneficio a otros países.
Joel Ortega Dopico, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), expresó que es un contrasentido que EE.UU. tome esas medidas contra iniciativas como Pastores por la Paz, que desde hace años han buscado el entendimiento entre ambas naciones.
No es una disposición sólo contra una institución, sino contra personas que han demostrado cómo deben ser las relaciones entre los pueblos cubano y estadounidense, aseveró Ortega Dopico.
En representación del Comité de Distribución, de Pastores por la Paz, Nacyra Gámez pidió que se analicen y reconsideren esas sanciones contra IFCO, las cuales afectan a muchas familias y proyectos sociales en el país.
Desde la capital cubana también se llamó a todas las instituciones religiosas y personas de buena fe a pronunciarse y rechazar la imposición del IRS.
Fundada en 1967 por líderes y activistas religiosos, IFCO ha apoyado a numerosos pueblos, y entre sus iniciativas también ha promovido la administración de becas de medicina en Cuba para jóvenes de comunidades pobres de Estados Unidos