Pablo Iglesias aboga por institucionalidad integradora en España

La Paz, 10 nov .-El líder de la organización de izquierda española Podemos, Pablo Iglesias, abogó aquí por una nueva institucionalidad integradora en su país, ante la crisis originada en Cataluña.

 

‘Hace falta un conjunto de instituciones, una nueva institucionalidad integradora, para construir un país que a nuestro juicio se tiene que llamar España, pero que tiene que contener diferentes naciones: la catalana, la vasca, la gallega, la española’, dijo.

El profesor en ciencias políticas viajó a Bolivia para asistir al Seminario Internacional por el centenario de la Revolución Rusa y hoy tiene previsto participar en la ciudad de Cochabamba en un debate sobre los procesos políticos en el mundo.

Según Iglesias, España se encuentra ante un conflicto histórico, un enfrentamiento básicamente entre dos facciones: independentistas catalanes y monárquicos uninacionales.

A su juicio, los independentistas catalanes tienen una enorme capacidad de movilización social, pero eso no es suficiente para derrotar a un Estado.

En cuanto a los monárquicos, aseveró que pueden ganar porque controlan todo el aparato del Estado, pero no cuentan con dispositivos de integración para resolver el conflicto político.

Cataluña celebró un referendo el 1 de octubre, tras lo cual sus autoridades decidieron proclamar la República Catalana, decisión impugnada por la justicia española.

El gobierno nacional asumió el control de la próspera comunidad autónoma de 7,5 millones de habitantes, destituyó el Poder Ejecutivo, disolvió la Cámara regional y encarceló a algunos de sus líderes.

Para el profesor universitario y dirigente de la organización de izquierda surgida a principios de 2014, este es el mayor desafío actual del sistema español.

Al referirse a la Revolución Rusa, Iglesias dijo que si algo enseñó ese acontecimiento fue la importancia política para cambiar las cosas y llamó a analizar y estudiar esa gesta.

Pero la transformación sólo es posible si el poder que está en unas cuantas manos, se convierte en el poder de las masas, afirmó. (PL)