Mujeres las más afectadas por esclerosis múltiple, alertan en Cuba

La Habana, 13 jun .-La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que afecta con mayor frecuencia a las mujeres y tiene una alta incidencia en los países del norte de Europa, aseguró Amado Díaz, especialista del Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren).

 

Los estudios revelan que alrededor de 2,5 a tres mujeres por cada hombre padecen este trastorno inmunomediado, inflamatorio y desmielinizante del sistema nervioso central, precisó el experto en el contexto de la I Escuela Cubana de Neuroinmunología que se desarrolla en la Casa de la Amistad de esta capital hasta mañana.

En el norte de Europa se alcanzan incidencias de hasta más de 100 casos por 100 mil habitantes, aunque Estados Unidos y Canadá también tienen una incidencia alta, aseveró el neurólogo.

Sin embargo, aclaró, América Latina no escapa de estos padecimientos con una influencia mayor en los países del sur, fundamentalmente en Argentina.

El médico del Ciren destacó que entre las naciones más afectadas por la dolencia en Centroamérica y el Caribe se ubica Puerto Rico, en tanto Cuba posee baja incidencia, pues los estudios epidemiológicos arrojan cifras de cinco a nueve casos por 100 mil habitantes.

No obstante, la isla caribeña tiene una influencia hispana con muchos genes caucásicos, por lo que supera ligeramente a otros países en los que la población está formada por genes amerindios y de origen africano, enfatizó Díaz al referirse a la ascendencia genética en esta enfermedad multifactorial.

El especialista explicó que existen alrededor de 17 fármacos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos, así como por la Agencia Europea de Medicamentos para el tratamiento de la EM.

En Cuba hay drogas modificadoras del curso de la enfermedad como el interferón, un inmunomodulador que ha estado garantizado para los pacientes, pero a veces la adherencia al tratamiento no es la más efectiva, fundamentalmente en enfermos con alta actividad por lesiones a diferentes niveles.

En ese sentido, Díaz mencionó dos moléculas de alta eficacia en fase de entrada al país, una de ellas el Ocrelizumab, beneficiosa para los pacientes con la enfermedad progresiva (solo alrededor del cinco por ciento de los casos presentan formas de ese tipo).

El segundo fármaco es la Cladribine, llamada de terapias reconstitutivas, de fácil adherencia con períodos cortos de tratamiento.

Según el neurólogo cubano, estudios realizados en Europa han demostrado que esta molécula protege a los pacientes hasta cuatro años del número de recaídas y ofrece beneficios en torno a los chequeos evaluativos, pues solo exige seguimiento del número de linfocitos y leucocitos para administrar las dosis.

La I Escuela Cubana de Neuroinmunología reúne a profesores de Guatemala, Brasil y Cuba expertos en temas de neuroinmunología, neuroinflamación, neuroplasticidad y neuroinmunomodulación, quienes debaten sobre nuevas alternativas en el tratamiento de enfermedades desmielinizantes.